sábado, 5 de enero de 2008

Roscón de Reyes


Tiradita larga en la Casa de Campo. No hace mucho frío. Después de la lluvia el camino está de un verde desbordante. Nos reunimos varios intrépidos corredores del Boston. En esta ocasión sólo nos acompaña una respresentante de la sección femenina, la infatigable corredora de la internacional, Maria José. Hoy no hay ganas de follón, nos ha invadido el espíritu navideño, unido al dolor muscular provocado por la Sansil hace ya algunos días. Cómo se nota la continua bajada en los cuádriceps!!!

Como decía, empezamos a trotar sobre las nueve. El grupeto es compacto, hasta que Amodia, Vinuesa y Juanqui se van por delante. Angel, Lazarín, Cami y yo seguimos a nuestro ritmo tranquilos. Angel no aguanta la presión en el Mortirolo y salta como una gacela. Sin embargo el trio de cabeza se ha escapado bien escapado, así que tras una bajada espectacular decide reagruparse, y de esta guisa subimos incluso las revueltas. Al culminar aparece Kalinga, que se lleva a Angel hasta la fuente. Total, 46:30, es decir, un verdadero paseo. De ahí hasta abajo nos quedamos Boni, Juanra, Marijose, Cami y yo. Tampoco se puede decir que volemos bajando, más bien es otro paseo mientras por delante se desatan las habituales hostilidades, con Leo y Roocky haciendo de las suyas.

Para terminar, gran roscón por cortesía de Roockie y Leo, precisamente. Que se convierta en un clásico!!! Total, ¿qué son una pocas calorías despues de las 1.400 que hemos quemado antes?

Recuerdos en el dolor al Presi. Si es que jugar al padel es un deporte de riesgo... :-)

2 comentarios:

Cami dijo...

Hablando de roscones, Carca, muchas gracias por habernos invitado al tradicional roscón del día 7, pero una servidora estaba molida. El día 6 lo pasé con un dolor de cabeza muy fuerte (3 aspirinas ingerí y como si nada...)fruto del poco descanso, de las muchas salidas y de las pocas horas de sueño durante las Navidades. Es lo que tiene tener una mujer "marchosilla". Necesitaba descansar, para encarar la semana con ciertas garantías...

comb dijo...

Carca, muy bueno el roscón. ¡Y las sardinas!

Así Cami, sin roscón y descansado cualquiera hace tus marcas. Como decía el otro: "bah, entrenado, ¡así no tiene mérito!"

Je, las sardinas estaban muy cachondas.