viernes, 26 de diciembre de 2008

Y Dios creo a los runners (por Juan Mari y Peregrino al alimón)

El Todopoderoso había construido ya el universo y estaba contemplando el espectáculo cuando uno de los numerosos proyectistas que habían colaborado en el designio divino se acercó a él con un cierto desconcierto.

¿Deseas algo?, le preguntó el Creador con aspecto risueño.

Sí, Señor, antes de que des tu bendición a esta obra tuya, quisiera mostrarte un pequeño proyecto en el que hemos trabajado un grupo de jóvenes, y sacó de su carpeta un folio con el dibujo de una especie de pequeña esfera, situada bajo la protección de una estrella que la calentaba.

Déjame ver, dijo el Todopoderoso, como si no estuviera enterado del proyecto de sus ángeles más inquietos. Parecía un planeta más, pero más pequeño y menos interesante. Solo que, según sus arquitectos, en él habría vida.

Sonrió Dios mientras observaba la elaboración de una de sus ideas preferidas: un espacio con seres naciendo, creciendo, fructificando, multiplicándose y muriendo. Miles de espíritus habían elaborado el proyecto y dibujado los distintos seres en sus detalles más nímios: bacterias, virus, camellos y dromedarios, cuyas diferencias no aparecían claras en los bocetos, dinosaurios, elefantes, con una enorme nariz a la que llamaban trompa, las ballenas, acogidas con enorme simpatía por los ángeles, las mariposas, los perros a quien un querubín solitario llamó con entusiasmo Boby. La asamblea de espíritus participaba con atención, soltando silbidos o aplausos, mientras miraban de reojo las reacciones de Dios, de aceptación o rechazo.

Cuando parecía que el concurso de ideas tocaba a su fin, se presentó un espíritu arquitecto ligeramente desaliñado con un folio en que presentaba dos animales extraños y, aparentemente, inacabados. El macho y la hembra tenían cuatro extremidades, pero, aparentemente, solo se movían con dos.

El Creador se sobresaltó al recordar su idea primitiva y sus dudas sobre su oportunidad. No resulta muy atractivo, señaló, ¿qué utilidad tienen?, preguntó, como si el asunto le resultase nuevo.

Señor, a pesar de la apariencia de este simio especial, me he atrevido a idearlos a tu imagen y semejanza. Serán los únicos que tengan razón, el único capaz de ser consciente de tu existencia.

Dios sonrió interiormente. Ningún ser vivo, sea de la clase que sea, será indiferente a mi existencia, pensó. Tendré que sugerir a su tiempo a Francisco de Asís que lo señale con claridad, porque estos seres (los humanos) serán, a veces, tan majaderos que se creerán autónomos. Esto lo masculló con una cierta ternura, al recordar todo su proyecto para lo que, todavía, solo era un diseño en un papel. Y sin que se notase su especial interés por la nueva propuesta la aprobó con la misma fórmula con que había aceptado las pulgas o las langostas.

En ese momento, cuando parecía que la audiencia tocaba a su fin, se acercó titubeando un espíritu espigado, ligeramente arrogante, con un diseñó que inmediatamente llamó la atención de la concurrencia: se trataba de unos seres semianoréxicos, con dos piernas enormes y un cuerpo desgarbado. Son los runners, Señor, comentó Loyola, el complemento y la alternativa a los seres humanos.

A Dios le cogió desprevenido. Era consciente de todos los problemas que iba a acarrear la existencia de los humanos, pero no ubicaba a los runners. ¿Cuál es su razón de ser?, preguntó. Los hombres que acabáis de aprobar pueden ser intelectuales… comenzó a decir el espíritu intrépido. ¡Qué horror!, soltó el Señor, ¡cuántos problemas!  Exactamente, Señor. Por eso sugiero estos nuevos vivientes que dedicarán su tiempo a correr, ofreciendo una alternativa sana a los problemas que inevitablemente crearán y experimentarán los humanos.

Pero, ¿no aumentará su soberbia a medida que consigan superar las dificultades y acortar sus tiempos? Oh, no Señor, sonrió pícaramente. Ese peligro es real, pero el remedio inmediato. Serán muy conscientes de sus debilidades, de las limitaciones de su físico, de las lesiones. No habrá fisioterapeutas suficientes para mantener indefinidamente su tentación de autosuficiencia. Tendré que crear algunos curas para animarles y conducir sus sillas de rueda, se prometió el Todopoderoso, mientras el espíritu se prometía que su idea estaba siendo aceptada.

Dios era consciente de que cada  espíritu se había encariñado con las criaturas que creía haber diseñado, pero sintió especial simpatía por este ágil ángel mensajero, acostumbrado a cumplir a rajatabla los deseos de su Dios por medio de innumerables recorridos entre los diversos cielos, y quiso animarle. ¿No será una fuente de complicaciones tu invento? ¿No hará falta dotar a su existencia de algún sentido? O piensas simplemente en una nueva especie que no aporte nada más que el sentido estético de verles corretear por parques y jardines?

Señor, todas tus especies tienen su razón de existir. Por simples que parezcan han de tener su lugar en el Universo. Cierto es que los runners pueden convertirse en floreros, en una subvariedad sin más de esa especie que te presentó mi hermano, el desaliñado. Pero piensa Señor, que les podemos dar una utilidad. Podemos hacer que correr signifique algo para cada uno de ellos, y que con su ejemplo puedan mover el mundo. Déjame que te explique:

No creemos unos runners autómatas, sólo preocupados por ellos mismos. Dotémosles de los mismos valores que les damos a esos simios con razón, pero elevados a la enésima potencia. Veamos cómo son capaces de utilizar sus talentos en libertad. Sin duda, correr exige esfuerzo, voluntad, exigencia. Démosles esos valores, incrementados. Si son capaces de utilizarlos en beneficio de quienes les rodean habremos contribuido a compensar las ideas que algunos pseudointelectuales más apáticos introduzcan en la sociedad. En el peor de los casos, si alguno es tan egoísta de quedárselos para sí mismo, será un engendro infeliz, pero no más que un egoísta apático.

Dotémosles de algo de inteligencia, como para que puedan discernir dónde están sus límites. Pero que esa inteligencia sea muy flexible, de manera que les permita explorar en los territorios fronterizos, lo que les hará felices. Si lo hacen correctamente, podrán demostrar al mundo que gracias al esfuerzo y solo gracias al esfuerzo puede moverse, progresar.

Hagamos que no encuentren en sus correrías una razón para estar solos, para solo mejorar individualmente. Potenciemos en ellos el valor de la solidaridad, y el de la amistad. Sin duda se encontrarán ante momentos duros, torcidos por lesiones o enfermedades, propias o de sus seres queridos. Si han aplicado correctamente los valores de la autoexigencia y de la no complacencia, seguro que serán más generosos con sus congéneres runners –y aún si me lo permites, con aquellos no tocados con ese privilegio-.

Proporcionémosles la conciencia del ejemplo. Sin duda, estos runners vivirán en sociedad, y pueden ser un buen instrumento para dar testimonio de tu obra Señor. Tendrán una familia, unos hijos a los que inculcarles además del Amor por Ti, la necesidad de ser buenos seguidores de tu hijo. Pero vivirán en sociedades en las que el no premiar el esfuerzo provocará tentaciones de vagancia y debilitamiento moral. Por eso será necesario que vean en sus padres el esfuerzo no solo en lo importante, sino también en lo nimio, ya que muchas veces es más fácil encontrar el ejemplo en las actitudes, no sólo en los actos.

Pero Señor, además de todo lo anterior, creo que debemos pedirles un sentido adicional a su existencia. Aquí es donde me encuentro con alguna dificultad en mi planteamiento, pero sé que Tú serás capaz de completar mi propuesta. Debemos dotar a los runners de algún objetivo, para evitar que corran en círculos, como gallinas descabezadas. Necesitarán de entrenadores, en el plano físico para evitar lesiones y aplacar sus ansias de tomar atajos para llegar antes a la meta. En el plano espiritual no estaría de más, Señor, que les presentásemos también consejeros, para que pudiesen reconducir esa energía extra que les va a proporcionar el correr tanto a ser partícipes en tu obra. ¡Hagamos de ellos peregrinos del mundo, apóstoles del mensaje de tu hijo!  Estarán en el camino Señor, pero éste debe conducirles a alguna parte. Y esa parte de la propuesta no soy capaz de rematarla.  

Por último, Señor, si me permites una pequeña licencia, presentémosles unas parejas excepcionales. Parece que hemos consensuado que el día tendrá 24 horas para todas las especies, y que no podemos hacer excepciones, ni siquiera en el caso de los runners. Para poder estar a punto necesitarán entonces robar algunas horas a esos días tan inflexibles en cuanto a su duración. Ellas servirán de apoyo a todos sus esfuerzos y podemos utilizarlas para que, junto a los consejeros y entrenadores, les llamen la atención cuando se les vaya la cabeza y parezca que lo convierten en una obsesión. Además les acompañarán a aquellas carreras en donde de verdad pongan a prueba su capacidad.

Loyola era honrado y no podía engañar, pero, sin sospecharlo, quedó atrapado por las razones que en el futuro esgrimirían los actores de su propio invento. Señor, el ejercicio mejorará tanto sus capacidades que llegarán a todo con nuevos bríos y mejor espíritu. ¿Se acordarán más de su Creador?, siguió insistiendo Dios. Al menos tendrán motivo, pensó inquieto el proto-runner. En efecto, mientras corren, tienen una inmejorable ocasión de pensar en lo que son, en su origen, en su larga peregrinación, en la meta final, en la suerte que tienen de haber pasado de un boceto a la vida eterna. Sí Señor, contestó con esperanza, si son felices y capaces de amar, te darán gracias porque tú eres la fuente de sus capacidades y de su alegría.

 Dios quedó complacido ante la verborrea de Ignacio. Y creó a los runners. Les dio aquellos valores solicitados por el de Loyola, y les confió además a su ángel favorito para que les acompañase  en su camino, para que con su paciencia cuasi infinita les recordase la razón de su existencia, y no permitiese que olvidasen nunca hacia dónde tenían que encaminar sus pasos.

Sonrió complacido. Tuvo ante sí a todos los chiflados que su creación iba a generar y pensó que era bueno. Pasaron ante sí a aquellos runners que corrían por montes, valles, parques y ciudades: camis, inmas, alfonsos, javieres, luises, ignacios, adelas, matéses, joanes…pintorescamente ataviados, extrañamente competitivos, filósofos en los primeros kilómetros de sus carreras ligeramente congestionados en los últimos, solidarios en sus caídas…y pensó que era bueno. Fue consciente de que quedaban cabos sueltos para que fuesen del todo como él quería, pero, para abordar ese tema, además de a su consejero favorito pensó en  darles voluntad y buen espíritu.

Finalmente, estampó su firma en el proyecto “runners”.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Bonito lema maratoniano

“Más lejos, tenéis que ir más lejos de los árboles caídos que ahora os aprisionan, y cuando lo hayáis conseguido, tened muy presente no deteneros. Más lejos. Id siempre más lejos, más lejos del presente que ahora os encadena y cuando os sintáis liberados, emprended otra vez nuevos pasos.
Más lejos, siempre mucho más lejos.
Más lejos del mañana que ya se está acercando.
Y cuando creáis haber llegado,
Sabed encontrar nuevas sendas.”
Lluis Llach, Itaca.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Behobia-San Sebastián 2008


Grande el logo como grandes son los dos friky-corredores que hoy han tomado la salida en Behobia, entre más de 14.000 participantes, y han llegado a San Sebastián, como los campeones que son.
No sé ni su tiempo ni su clasificación, pero está claro que ellos son los mejores.
¡Enhorabuena, Angel y Luis!
Un abrazo
Nacho

miércoles, 29 de octubre de 2008

My kind of town



Voy a escribir más que una crónica unas cuantas reflexiones tras la maratón de Chicago, para ver si me sirven de algo de cara a la próxima…

La primera, tengo la sensación de que el plan de entrenamiento era bueno. Muy probablemente nos ha faltado tiempo. Eso ya lo veremos en Rótterdam. Pero sí, he llegado muy fuerte a Chicago y nunca me había recuperado igual de fácil. La misma tarde tras la carrera, después de comer, estuve andando por las calles cerca de 3 horas sin parar. El lunes alquilamos unas bicis y estuve 5 horas recorriendo la ciudad (supongo que la bici además fue una forma amable de darle caña a las piernas sin el impacto de correr). Es la primera maratón (¡y ya van siete!) en la que no me molestaba ni siquiera bajar las escaleras. No me he dado un masaje tras la maratón, pero seguro que todo el trabajo de gomas y acondis ha merecido la pena.

En mi contra, he llegado con mucho peso a la carrera (80 k.). No he conseguido bajar nada tras Londres. Incluso pesaba un kilo de más. Me gusta demasiado comer y sobre todo me cuesta por las noches no zampar viendo la tele tras la cena… Creo que me vendría bien ir a un médico o experto en nutrición al menos para que me diera algún que otro consejo sobre mi alimentación. Con eso de correr en El Retiro al mediodía al final acabo zampando un par de pulgas de salmón en Mallorca o similar. Como poco y además tras hacer deporte no tengo tantas ganas de zampar pero creo que no es una forma correcta de comer y supongo que al comer poco tengo más hambre por la noche. No pretendo cambiar mis hábitos de entrenamiento (si puedo, al menos 2 días a la semana quiero correr al mediodía) sino que un experto me diga qué comer teniendo en cuenta mi entrenamiento y mi trabajo… Por lo demás me pasé a las malditas tostadas de pan de lino y he intentado comer a media mañana una pieza de fruta (lo de la tarde ya más jodido…). Yo sé cuánto me puedo disciplinar y cuánto no. No pienso ponerme a hacer ninguna dieta estricta, esto lo hago por placer y no soy masoquista, pero creo que con el entrenamiento y un par de consejos debería poder adelgazar algo. Coño, al menos estar en 76.

Claramente tengo la sensación de que he hecho muy pocos kilómetros entre 4:50 y 4:55, mi ritmo de maratón. He hecho muchos más lentos (en los rodajes y tiradas largas) y muchos más rápidos (en las series) pero poquísimos a ritmo de maratón. Creo en la filosofía de Gavela (y por ello en la de Torralba) y sé que he de correr a ritmo más lento para ganar fondo, y que rodar más fuerte de lo debido machaca muscularmente más que beneficia. Sí. Pero aún y así me gustaría al menos rodar un día a la semana a 4:50. Para estar muy acostumbrado a ese ritmo, a las sensaciones. Ya sé que es sólo 50 minutos ó 1 hora y no tiene luego nada que ver con las 3 horas largas de la maratón, pero aún y así corría por Chicago y no sabía qué esperar ni si iba rápido o muy lento. El ritmo me era muy extraño. Al principio con el calor y el sudor lo veía muy rápido, luego todo lo contrario y aceleré. Lo único que sé es que tras 7 maratones cuando empiezo a correr no tengo ni idea de si voy rápido o lento. Y eso es malo. En un 10k o en una media lo sabes rápido, en una maratón no. Lo tengo que charlar con Fran pero por de pronto ya estoy rodando un día a esos ritmos, yo solo.

Luego el maldito calor y la humedad. Parece que llegó a hacer 85F ó casi 30º. Además de bastante humedad, aunque no salvaje (a mi la humedad me afecta demasiado y no noté que fuera tan terrible). Parece que el tiempo no quiere acompañarnos. Leí en el Chicago Tribune al día siguiente que no hacía tanto calor un 12 de octubre desde 1930 y que no había hecho tanto calor ese mismo año desde el 2 de septiembre. Está claro que si el tiempo no es favorable hay que olvidarse de hacer marca. Joder. Pero tampoco tanto, un pequeño ajuste en las expectativas y con tantos años de preparación y tantos kilómetros deberíamos de estar más que preparados… y quedarme en 3h32, como Manolito o Cepeda. A mí me pareció imposible los 3h30.

Lo que sí tengo claro es que la maratón es más mental que física en los momentos claves. Pude ir lento al principio o muy rápido en torno al kilómetro 30, pero llegó un momento en donde dije “no puedo” y de repente me faltaron las fuerzas como por arte de magia. Me quedé sin motivación. Y la magia de la maratón es precisamente tener ganas de luchar contigo mismo y de aguantar. Cuando lo tienes claro te vuelven las fuerzas y aguantas. ¡La cantidad de veces que he ido jodido en una tirada larga o en un triste rodaje de lunes! Pero sigues. Aquí a veces llegué a pensar en pararme y pasar. No lo hice porque me decía a mí mismo que no podía estar en Chicago y no terminar, je, que a pesar de la marca estaba con el 4º grande. Creo que si hubiera estado haciendo Mapoma simplemente me hubiera retirado. La cabeza, como las piernas, hay que entrenarla.

Por último, creo que la próxima maratón la correré solo. A mi ritmo. Sin tirar de nadie o sin seguir a alguien. Creo que así me será más fácil disfrutar sin ir tan tenso, y no perder la concentración (y la motivación) en ese momento clave que siempre hay en la carrera. Cuando tienes que apretar los dientes y tirar.

Como siempre, la maratón mirándola con perspectiva es sólo una excusa. A mí me encanta correr, los preparativos, los correos electrónicos y los blogs, las charlas con Cami mientras rodamos por El Retiro, el apuntar los datos en el ordenador las tardes del domingo, el acostarme pensando en la carrera, el descubrir nuevos chiflados como Ángel o a un fenómeno como Fran… Encima, en el caso de la maratón de Otoño la gozada del viaje de amigos. No tengo nunca que olvidar que me gusta más el viaje que la maratón. Esta vez quizá he viajado un poco tenso… bueno, esto ya lo dejo para mí que no hay que compartirlo en el blog todo.

Y se me olvidaba, como en las buenas películas, los agradecimientos. Como están claros los habituales y merecidísimos a Miriam sobre todo o a los amigos como Carca o Cami… como están claros, no los repetiré. Pero sí que quiero poner por escrito la gozada que fue ir de nuevo con Luís Hita y con Glenn. ¡Qué par de fenómenos!

¡Ah… y Chicago! Una maravilla. Muy recomendable. Y aunque llano no tanto como Berlín o Ámsterdam. Pero claramente recomendable

miércoles, 22 de octubre de 2008

Pendientes de Donosti


Todavía no ha finalizado el año maratoniano con la disputa de Chicago, no.

Aún queda pendiente de celebrarse el Maratón de Donosti en el que Cami debería poner fin a un año malo, de lesiones y de desilusiones. (Que bien riman estas dos palabras. Debieron inventarse el mismo dia y una detrás de la otra)

También sabremos de las evoluciones de Guillermo y de Jordi, los cuales desde que nos despedimos en Lisboa no he tenido muy claro cuales fueron sus siguientes citas y a los amigos me gusta seguirles de cerca.

Supongo que andarán todos liados con sus respectivos quehaceres, sus entrenamientos y que será cuestión de poco más de un mes que nos cuenten que en Donosti les fué de maravilla, aunque eso no suponga una mejora de marca, porque no siempre la marca da la felicidad en la competición. A veces reencontrarse, reinventarse uno mismo puede ser mucho más satisfactorio que rebajar en 30 segundos tu mejor registro.
Y creo que por lo menos a Cami le ocurre esto último.
Quiero con esta líneas transmitir todos mis mejores deseos a los tres, pero especialmente a Cami. Es demasiado tiempo viendo los toros desde la barrera y te mereces un buen maratón.

3:15 quizá no sea nada para alguien de tu calidad, pero estoy seguro que conseguiría reinventarte, abrir la puerta de la esperanza de cara al año que viene, donde ya se amontonan los retos: Barcelona, el Challenge, Florencia y vete a saber cuantos más.
Así que no le demos más vueltas. Entrena, entrena y entrena, Que no decaiga. No busques un tiempo exigente. Busca acabarlo y que sea dignamente. A ritmo. Da igual el tiempo final.
Así lo deseamos todos desde aquí.
Así lo pretende Torralba, seguro.
Y lo más importante: Ya lo necesitas.

Ánimo.

sábado, 18 de octubre de 2008

CRONICA CHICAGO 2008


Después de unos cuantos maratones sin hacer crónica oficial, me decido a poner en negro sobre blanco mis sensaciones de la carrera que me llevó el pasado día de la Hispanidad a recorrer las calles de Chicago.

Empezaré con la preparación, parte fundamental de la carrera. Como todos sabéis, este es el primer maratón de la era Torralba, como bien se encargó nuestro nuevo entrenador de recalcarnos antes de salir hacia USA. Desde el mes de junio y a lo largo de 1.065 kilómetros, fui incrementando la fuerza en las piernas, a la vez que nos habituábamos a un nuevo estilo, no contrario al anterior, pero sí diferente. Las primeras semanas solo se programaron cuatro sesiones, suaves, con poco volumen e intensidad. Sin embargo, ambas variables fueron creciendo, acompañándose los rodajes de los días laborables con sesiones de pesas y de gomas, además de los acondis. He de reconocer que me salté alguna tabla más de lo debido.

Como decía, las semanas de cuatro días dejaron paso a las de cinco, he incluso hubo un par de ellas de seis sesiones semanales. Gracias a los masajes de descarga del Siatshu Assari de mi gran amiga Inma, sobreviví a esas semanas de gran carga sin ningún dolor.

El mes de agosto fue el que más duro se me hizo, sin duda por tener que entrenar solo, y además por no tener más que asfalto que pisar. Los quince días que entrené en la Toscana fueron agotadores. Calor, cuestas, madrugones… Nunca me había costado tanto entrenar en vacaciones, a pesar de entrenar en uno de los sitios más bonitos que he podido encontrar.

El resto del mes entrené en la Fosca, Palamos, donde también descubrí una de las zonas más impresionantes donde rodar, en bosques de pinos al borde de acantilados, justo encima de la Costa Brava. Fue mi vuelta a la tierra, en donde sufrí algunos entrenos por exceso de celo.  Me tuve que retirar en dos entrenos de series largas, sin poder completar los 3000’s, e incluso en un rodaje lento de 70’, que hice con Comb a 30º.

Total, completé un agosto por encima de los 300 km.

En septiembre cambió la decoración. Las exigencias eran cada vez mayores, pero el cuerpo iba reaccionando muy bien al trabajo realizado. Las sensaciones fueron estupendas, y empecé a bajar peso hasta niveles sorprendentes, que me llevaron a ver en báscula cifras de hace 16 años.  Fue una bajada gradual, rápida pero constante, y además mantenida hasta el mismo día del maratón.

El único test serio que hicimos, la famosa media tres semanas antes de la gran cita. Este año tocó en Valladolid. Una carrera llana, bien organizada. La idea era salir algo conservador para acabar en progresión, pero como si fuese un anticipo de lo que me iba a ocurrir unos días después, de progresión nada. Salí rápido, pensando que tendría espacio para mejorar, pero no fue así. Primera parte a 4:03 y segunda a 4:07, para acabar con mi tercera mejor marca en la distancia, aunque dos minutos lejos de la primera. Sensaciones agridulces por el hecho de no ser capaz de progresar como quería, aunque rodé muy cómodo la primera parte.

Para terminar la parte concerniente al entreno, que probablemente haya quedado un poco árida, un resumen. Creo que nunca he entrenado tan bien un maratón, y he llegado en unas condiciones tan buenas al día de la carrera. La fuerza que introdujo TT en la planificación me ha evitado no ya lesiones, sino incluso dolores. No he tenido que parar ni un solo día por problemas musculares, por primera vez en los 8 maratones completados, y he llegado absolutamente fresco al gran día. Recomiendo por tanto no descuidar los ejercicios de pesas y gomas. En mi propósito de enmienda está el ser más constante en la rutina de acondis.

Y llegó el viaje a Chicago. Embarcamos el viernes, echando mucho de menos a nuestros tres colegas y sus parejas que, por distintas razones, no pudieron acompañarnos. Nunca antes había estado en la ciudad de Al Capone, y la verdad es que me encantó. Nos recibió con un clima inusualmente cálido para esta temporada del año lo que, si iba a dificultar la carrera el domingo, hacía que pudiésemos pasear muy a gusto la ciudad. Una recomendación: el tráfico es horroroso, así que si se quiere llegar rápido a la ciudad lo mejor hubiese sido ir en tren. A nosotros Marathinez (otra vez, millón de gracias a Luis Hita y a Glenn, pedazo de organizadores) nos tenía preparado un autobús, que tardó más de dos horas en completar las 21 millas que separan el aeropuerto del downtown.

El viernes lo dedicamos a recoger los dorsales y pasear un rato por la feria. Dejamos a las mujeres en el hotel y tomamos el metro. A pesar de que la estadística dice que  el 37% de la población es de raza afroamericana,  en el vagón que nos montamos era el 100%, si nos excluíamos nosotros. La organización de la recogida impecable, con un stand por cada 1000 dorsales, que hacía que no tuviésemos que esperar para recogerlos. La feria pequeñita, y a pesar de que Ander protestó algo por tener que venir, fue el protagonista de la primera anécdota.  Ya era conocida la duda acerca de su capacidad de cualificar como hombre, debido a su peso, duda que quedó acrecentada cuando sirvió de modelo para que Luis comprobase la ropa que compraba le podía valer a Miriam. Como no podía ser de otra manera, nuestro campeón de la combinada, y superfriki del viaje como después se verá, selo  tomó con mucha deportividad.

La cena, en un sitio de pasta, como no podía ser de otra forma.

El sábado, como habitualmente pasa cuando se viaja west, nos despertamos muy pronto, y salvo Ander, a las 730 estábamos preparados para rodar 30 minutejos por la zona de la salida. Una gozada de rodaje, por un camino que a lo largo de 18 millas se puede recorrer  corriendo o en bici al borde del lago. Rodamos un par de km arriba y abajo, con el downtown de frente, rascacielos preciosos, de diseño, y que podremos disfrutar en el reportaje fotográfico que hicimos.  Estiramientos en el parque y vuelta al hotel, para pegarnos un gran desayuno en el Corner Bakery. Nuestra gran organizadora Miriam se había encargado de reservarnos los tickets para el paseo en barco por la ciudad, un tour arquitectónico absolutamente recomendable. Al acabar, y contra todas las prescripciones, nos acercamos a un centro comercial (Water Towers creo que se llamaba), donde nos dejamos envolver por la fiebre consumista de nuestras adoradas esposas. En todo caso, a las 1400 habíamos acabado y nos estábamos tomando una pizza en el propio centro comercial.

Tarde de total concentración en la habitación del hotel. Recibí la visita de un par de colegas de mi trabajo que estaban de camino hacia South Dakota, mi siguiente destino después del maratón. Cena rápida en el mismo sitio del día anterior, y todo preparado para el gran día.

Me despierto bastante antes de que suene el despertador, programado para las 5:15. He dormido como siempre, poco y de manera desordenada. A pesar de que el día anterior tampoco he bebido excesivamente, por lo menos me levanto 6 veces al cuarto de baño, y cada vez hago bastante pis, completamente transparente.

Desayuno en la propia habitación, papilla de ocho cereales en tetrabrik (gran descubrimiento), junto con una botella de 750mm de agua y Flectomin. El despliegue que hace la tv de Chicago es impresionante. Tienen tres comentaristas desde las 5am como si fuesen a narrar un partido de la nba o de la nfl. Dan todas las predicciones de tiempo del mundo, comparándolas con el año pasado. Parece que va a hacer calor (ya hay 71º a las 530), pero menos que el año pasado, y la humedad también va a ser menor. No va a hacer falta por tanto llevar ropa extra a la salida (una camiseta de algodón y ya está). Susana, como siempre fenomenal, a mi lado. Me hace gracia su última recomendación. La que nunca puede evitar: no corras demasiado rápido!

Bajamos al lobby, donde nos encontramos a algunos runners desayunando. Segunda anécdota del inefable Ander. Se está apretando un desayuno del siete, con huevos revueltos, tostadas, miel, cereales, fruta, vamos, de todo. El resto más moderados. A las 7am nos reunimos en la salida. Bajan hasta las cheerleaders, Aure incluida. Fotos de rigor, mucho ánimo, muchos nervios.

El hotel está al lado de la salida, por lo que no tardamos más de diez minutos en llegar, junto con hordas de personas, a la salida. Se nos ha avisado muy seriamente de la posibilidad de descalificación en el caso de que te pillen haciendo pis por la calle, por lo que desaparecen los disciplinados Cepedilla y Matesito en una interminable cola. El resto hacemos nuestros últimos pises en una valla, junto a muchos otros corredor@s.

Me voy hacia mi corral solito, acompañado únicamente de Dato, un maratoniano que lleva 51 en sus piernas, con una mejor marca de 2:58. En este lleva una cámara desechable al cinto, por lo que su objetivo está en 3:40 y hacer muchas fotos. Llega el momento del himno, que siempre me impresiona. Da gusto, y echo de menos que en España no podamos tener este sentimiento que nuestros intelectuales progres tildan de infantilismo, pero que a mi me parece precioso. Con gran respeto se canta, y ya estamos listos para salir. En el corral me he encontrado con unos de Alicante y con algún español que vive en Chicago, y que se ha acercado a saludarnos.

Por fin, las 8:00, suena el bocinazo y… a correr!!!. La salida es impresionante, contra el downtown. La ciudad nos engulle ya desde el primer kilómetro. Se puede correr estupendamente desde el primer metro, lo que no ocurría en ninguno de los otros majors. Nos hemos apuntado 45.000, aunque luego me entero que por circunstancias climatológicas 12.000 han decidido quedarse en casa. Faggets!!!

Voy con Dato, dejando que me pase todo el mundo, tal y como tenía previsto. Hay muchísimo ambiente en la calle y es fácil distraerse. Intento ajustar el ritmo mirando el reloj. La primera milla la paso en 7:30, algo más rápido de lo que esperaba, pero con la sensación de ir muy retenido. Hace calor, pero me da la sensación de que no hay mucha humedad. El sol todavía no está en lo alto, por lo que correr se hace muy cómodo. La segunda milla en otros 740 sigo yendo algo rápido, pero me sigue pasando la gente. Pronto me encuentro por primera vez con las chicas, que animan las que más. Qué gozada tener  este pedazo de grupo de animación!!!  Las veo guapísimas y con mucho ánimo. Pienso que volveré a verlas en diez millas, y me imagino a mi mismo con la misma fuerza que llevo en ese momento. Me mosquea un poco ver el globo del 310, pero se va alejando conforme pasan las millas, y empiezo a ver gente con el dorsal del 320, lo que me tranquiliza. En la milla 5 me coge el globo, y le dejo ir. Sigo pensando en ir retenido hasta la media y desde ahí progresar. Pasada la milla 7 me junto con los alicantinos. Es su segundo maratón y quieren hacer 320. En el de Valencia hicieron 335, así que me da la sensación de que pueden pinchar. Les digo que se lo tomen con calma, pero después de un par de millas se van para delante. Recojo uno de sus cadáveres unas millas más adelante…

Paso por la milla 12 estupendamente. Ahí están las chicas con el mismo ánimo de antes. Choco manos y les dejo la gorra. Llego a la media en 1:42, tal y como tenía previsto, con grandísimas sensaciones, tanto que sin darme cuenta me casco el km 22 en 4:10. Hasta el 25 voy bien, pero a partir de ese km se me empiezan a hacer más largos. Los ritmos han caído algo, ya están en torno a los 5 min. En el 30 ando unos metros, y ese es otra vez mi final. En seguida me pasa Nacho. Me alegro por él, le veo muy fuerte, y sigo unos pocos metros a su ritmo. Unos minutos después me pasa Manolo. Me engancho y mentalmente  me propongo llevarle hasta Nacho. Pero abandono la idea también a los pocos metros. Dos minutos después me alcanza Alex, que viene trotando. Me vuelvo a acomodar a su ritmo, que como él dice es un ritmo cochinero, no más de 6 min/km. Nada, también le abandono en seguida, y ya me quedan 8 km de soledad hasta la meta, que alterno andando y corriendo. En un momento de aburrimiento me hago una serie de 400 metros  a 420. Pero ya he pinchado y nada me va a hacer maquillar la marca. Veo por última vez a nuestras grandes animadoras. Me pongo a hacer un poco el ganso, con saltitos y otras tonterías. A Susana no le engaño, mi mala cara denota mi estado. Dos kilómetros más y se acabó.

La llegada es espectacular, y entro levantando los brazos. Otro más en la buchaca, todavía no el de la buena marca, pero otros 42,195 terminados. La sensación no tiene nada que ver con Londres o Berlín. Me encuentro físicamente bien, cansado obviamente, pero bien.

Después de cruzar la meta, foto de finisher, y en seguida veo a Nacho y a Manolo. Están sentados, encantados. Nos vamos a la zona de encuentro, donde empiezan a aparecer el resto de runners, y llegan nuestras queridísimas animadoras. Todo el mundo está contento, a pesar de no haber cumplido objetivos de marcas. El día ha sido duro, con calor, pero hemos acabado otro maratón. Pasado un tiempo prudencial, no llega Ander. Nos acercamos a información. Debería haber entrado en meta hace más de una hora. Las chicas le han visto pasar por el km 40, algo le ha debido pasar. Junto con Alex y Susana me acerco al puesto médico. Nos confirman que sí, que está en el hospital de campaña de la entrada en meta. No queremos llamar a Sole hasta que sepamos qué le pasa, para no asustarla. Pero se ha enterado y viene hacia el hospital. Los americanos son muy estrictos a la hora de dar info, y solo nos dejan pasar a uno. Me encuentro con Ander en una camilla, con dos viales de suero conectados. Está bien y me dice que en 10 minutos sale, pero la médico me dice que como mínimo serán 20, si tolera bien la comida que le dan y puede andar. Por fin llega Sole, y al cabo de un rato nos volvemos andando con nuestro querido amigo Ander, el más friki a su pesar. Nadie en la ya larga historia de nuestros maratones ha ido más lejos que él. Perder el conocimiento a 500 metros de la meta! despertar rodeado de bellas enfermeras!, olvidar la ciudad en la que se encontraba, incluso su edad! pasar a los anales del maratón con una historia tan épica!

Gracias a Dios, su recuperación fue espectacular como dieron cuenta esa noche  los gintonics que bebió  y el puro que fumó en la ya tradicional y consolidada cena post maratón.

Y colorín colorado, esta es la crónica de mi octavo maratón. Gracias a todos no solo  por haberla terminado de leer, sino por haberme acompañado  en esta última aventura. En 2009, Dios mediante, Barcelona y Florencia serán testigos de nuestras gestas. 

viernes, 10 de octubre de 2008

Chilacago pago una ronda


Qué solito me he quedado.
Cuando he salido a rodar al retiro, me he visto muy solo, casi huerfanito...

Pero en seguida me he venido arriba cuando he pensado que en ese momento llevarían una hora de vuelo rumbo a Chicago a marcarse un maratón de campeonato.
Ahi va mi porra:

1º- Manolito: 3:24', esta muy fuerte, se lo cree y como va a salir a ritmo de 3:20', le doy un margen de 4' para los últimos K por si se pasa de ritmo

2º- Carca: 3:25', si no fuera el 1er maratón de la era Torralba, creo que estaría sobre los 3:10', pero como va a acabar con buenas sensaciones, andará un poquito delante, un poquito detrás de Manolito.

3º- Nacho 3:26', puede estar sobre los 3:15', pero con el mismo razonamiento de Carca, le dejamos un cierto margen.

4º- Comb 3:27'. Esta fuertísimo y podría bajar de 3:20', pero va a ir con Luis Hita y como es el más cerebral , mantendrá el ritmo para bajar un poco de 3:30'

5º- Angel 3:28', Creo que tiene 3:30' en NYK, con que la progersión que ha tenido con TT, debe acabar con Comb. Va muy fino en su peso ideal, por lo que creo que acabará sin problemas por debajo de los 3:30'

6º- Valencia 3:30', Dice que esta peor que en Berlín, donde corrió muy bien, aunque los 2 últimos kilómetros redujo la zancada para acabar un pelin encima de los 3:30'.

7º- Mate 3: 41', EL Tren, el más fiable de todos, el que impone su marcha y hasta el final sin reducir el ritmo. Un valor seguro

8º - Maties 3: 48'. Es el que más ha mejorado de la cuadra Torralba. Va a rebajar su marca muchísimo, creo que incluso podría estar delante de Mate, pero tal vez le asuste bajar más de 20' con respecto a su último maratón, y vaya un poco más lento.

9- Ander 3:59', que voy a decir de la gran estrella, si corriese con lacoste, bajaba de 3:30', pero como solo llevará Meyba, bajara de las 4h, eso si con una buena paliza del dia anterior en Chicago, además de haberse metido un par de gintonics antes de irse a la cama.

¡Hagan juego señores!, no va mas...

viernes, 3 de octubre de 2008

Ya falta muy poco....



Solo quedan 8 días.... me acabo de zampar una tarrina de dulce de leche Häagen-Dasz para celebrarlo. Creo que no he llegado tan gordo nunca a una maratón (80,5 kg). Pero llego bien y sin problemas musculares. Es todavía muy pronto... espero que no llueva como anuncia el pronóstico.

Este domingo correremos todos en la Casa de Campo (¡a ver si Carca finalmente puede!). Ya me apetece ver a la gente del Boston y compartir nervios y sensaciones previos a la carrera con ellos. A las 9.

Hoy he rodado con Alfonso 1 hora muy suave por El Retiro. Angel mientras tanto hacía los 20*300 suavecitos, tal y como Torralba nos había mandado. A partir de mañana volveré a tomar las vitaminas de Fran y seguiré con el potasio.

Me apetece mucho la carrera. Echaremos de menos a todos los que finalmente no van pero yo, en especial echaré de menos a Cami. Me he chupado la mitad del entrenamiento con él por El Retiro.

Ya estamos pensando en el siguiente. Rotterdam. Allí, sin excusas, a saco a por los 3:20. Ni me lo creo. Aquí a amarrar y bajar de 3:30. ¡Que no llueva por favor! Supongo que si llueve poco vendrá incluso bien pero la lluvia me da miedo, o pereza. Y me apetece disfrutar de la carrera, de Chicago, del ambiente, del Lincoln Park, de la entrada.... me estoy convenciendo a mí mismo de que Torralba tiene razón y que la progresión siempre existe. Joder, me imagino acelerando en los último 5-6 kilómetros. Antes no me atrevo. Bajando a 4:40 el kilómetro y espritando en Columbus Drive a la entrada del parque para llegar a la meta.

No sé qué haremos. Supongo que llevar a Luis Hita de liebre es un lujo. No hemos corrido mucho con él pero tiene 90 maratones en sus piernas. Espero que sea como Fernando que coge un ritmo y no lo sube ni lo baja en todo el recorrido. Si no a mi bola. Concentrado. Esperando a ver las chicas (a nuestras super cheer leaders) y nada más. Concentrado a disfrutar de la carrera

domingo, 28 de septiembre de 2008

2h03'59"




Hoy en Berlín ha vuelto a batir el récord del mundo por 27". Sale a 2'56"/km, a 1h02 la media....

Haile Gebreselassie. ¡Qué pedazo de atleta! Yo tengo que rebajar en el doble de segundos más uno mi marca para por fin lograr menos de 3h30

jueves, 25 de septiembre de 2008

Dedicado a....




Pues sí, los de Chicago queremos dedicar hoy el blog a Mildo y Pili. No sé lo que habrá pasado, pero sois los mejores

Un abrazo

domingo, 21 de septiembre de 2008

La media de Valladolid




En el Ave de vuelta con Yesenia Centeno, muertos de risa, medio cansados (cansados, cansados, no) y algunos con problemas intestinales (yo).

Se nos dio así, así... no mal ni tampoco de escándalo. Llegamos con muchos kilómetros encima, pesados de piernas. Algunos salimos reservones y acabamos bien. Lejos de nuestras mejores marcas. Creo que el entrenamiento nos ha hecho lentos y por eso estamos con la mosca tras la oreja. Pero espero que nos haya hecho resistentes y lo comprobemos en Chicago. Ojalá.

Carca salió rápido y acabó decepcionado. Carrera en negativo. Ya sabemos que pasa. O lo bordas o te jorobas. 1:28.

Cepedilla bien, pero con marca discreta, 1:33.

Manolillo sí que está muy fino. Estaba picado por hacer 1:33 y eso que era PB. Este dará muchas alegrías a sus seguidores.

Servidor en 1:35, tranqui, con fuerzas para rodar a ese ritmo 10 kms más pero no para bajar mucho el crono en la distancia. Pero honestamente creo que tenía la sensación de un rodaje largo y podría fácilmente haber aguantado más, mucho más. De ahí que crea que nos irá bien en Chicago a pesar de los cronos discretitos... Me queda la excusa de no haberlo intentado. Rodé hasta el 10-11 con Angelito y ahí se fue quedando (que no aceleré) y entre vi a Valencia a quien pillé en el 13. En el 15 me quedé solo, a tiro (por detrás) de Fabián. Pero yo reservón, a mi ritmo.

Alex y Angel debieron de llegar en 1:36. Alex salió con Cepeda y Manolito y se fue quedando mientras los otros 2 progresaban. Ángel vino conmigo. Creo que le pasa lo mismo que a mí. Está lento (y en su caso que tiene 39' en 10k y 1:31 en media eso le preocupa) pero yo creo que está muy resistente y si estas 2 semanas gana confianza va a salirle Chicago de miedo. Corremos a 4:57'/km y cuando llevemos 3o y tantos el estará fresco con sus 56 kilos y los gemelos fuertes.

Maté y Maties (¡inmenso!) en 1:41 y luego Ander (¡el sí, feliz!) en 1:44.

Viva las Chicago! Viva las dudas!

jueves, 18 de septiembre de 2008

Triatlón indoor


Vuelven los entrenamientos a puerta cerrada.
Después de varios meses disfrutando del buen tiempo, que enseguida echaremos de menos, bien por la ausencia de luz solar, bien porque el calor no es tan desagradable como parece y más llevadero que los frios que se meten hasta los huesos y apuntalan las ganas más ferreas de salir a la calle a correr, pedalear o incluso nadar o bien porque los dias grises tienen un "no sé qué" que no invita a la practica deportiva al aire libre, ni a nada. El caso es que volveremos a vernos con el rodillo, con el gimnasio y esas cosas.
Yo ya he empezado hoy. Llegué a las 07:30 al trabajo y no me pude escapar ni siquiera a mediodia para nadar un poco, así que tuve que pasar al plan B, es decir, entrenamiento de gim, o como yo llamo: Triatlón indoor.

La natación es sustituida por una sesión frugal de pesas, que incluye biceps, dorsal, pecho, triceps y hombro. Poco peso, mucha repetición y tres vueltas apenas descansando entre serie y serie.

La bicicleta es sustituida por ese trasto infernal llamado bicicleta estática. En algunos gimnasios he encontrado "bicis" que se asemejan a una bici. Suelen ser esas de Spinning y al menos la postura es parecida o practicamente igual que la que adoptas cuando ruedas en tu bici, pero no es el caso del gimnasio del trabajo. Allí hay tres cacharros de esos de forma de bici estática con tresillo con orejeras por sillín, manillar imposible con forma cuadrada, totalmente cerrado, con sensores para un pulso que nunca tuviste y mediciones estrambóticas de kilometraje, calorias consumidas, velocidad, y ruedecita para incrementar más o menos dureza a tu pedalada. ¡Ah! Los pedales, siempre me recordarán a mi primera Rabasa Derby que tuve cuando tenía cinco años o así.

Cuarenta y cinco minutos pedaleando con cierta intensidad dentro de un gimnasio plagado de gente levantando "galletas" en esas odiosas barras, o mancuernas que a mi juicio no movería ni con grúa, suelen ser suficientes para desear fervorosamente que alguien con un mínimo de piedad te pegue un tiro en la sien y dejar de sudar sin control alguno, dejando el caballo de acero totalmente empapado en restos de agua, sales y demás cositas que contiene nuestro interminable sudor (Hay quien no se molesta ni en pasarle un papel para secarlo cuando termina, el tio guarro)
Si la "bicicleta estática" no queda bien empapada y mi ropa todavía tuviera algún resquicio seco, suelo hacer una transición de unos quince minutillos en la cinta de correr. ¡Hala, a hacer el hamster! Cada x minutos subo de intensidad y termino a taitantos kilómetros hora, es decir, fuertecillo. Después suelo completar el ameno rato con unos abdominales y unos cuantos estiramientos. Más que nada para ver si mientras tanto dejo de transpirar miserablemente y me puedo ir a la ducha con la certeza de que cuando me vuelva a poner mi traje no siga sudando y parecer que estuve en la cámara de torturas esa con el traje de ir a misa los domingos ( o de trabajar los dias de diario, en mi caso)
Mis compañeros cachas, los de más de 100 kilos en el press de banca, me miran raro. Algunos no pueden disimular cierta cara de compasión en su mirada. Pero ya me conocen.

- Este es que hace maratones.
- No, ahora hace triatlón.
- Creo que lo que hace es un pasote.
- A mi me parece aburrido.
- Yo una vez fuí a una carrera de esas, pero de 10 kms y me pareció divertido, pero no repito. Tardé 55 minutos y al dia siguiente me dolía el bicep femoral.
- Debería ganar algo de musculatura en el tren superior, está muy flacucho.
- Sí, menos "cardio" (como les gusta decir a los de gimnasio) y algo más de peso.
- Ya, ya se lo hemos dicho, pero sólo piensa en correr y en correr.

Quizá algo de razón tengan, pero sirva esta entrada para exponer lo que para mi supone el gimnasio: un circuito de pesas mínimo. Lo justo para preparar los músculos. Y el paso por unas máquinas que odio. El estar encerrado en una(s) sala(s) lleno de potros de tortura con una música que suele ser horrible, con cierta tendencia a Máxima FM, y gente que te mira como a un extraterrestre porque sudas más que lo parámetros permitidos por el buen gusto y la armonia del propio gimnasio permite me saca de quicio. No puedo con ello. Pero me tengo que aguantar. Unas veces porque es realmente necesario pasar por estos sitios. Y otras, como hoy, porque el horario no te permite más que hacer un pequeño triatlón indoor.
¡Y gracias!

Cuidado con la meta en Chicago

martes, 26 de agosto de 2008

Vuelta al cole


Bueno, pues se acabó. Este verano ha resultado estupendo desde el punto de vista de las vacaciones, al menos en mi caso. Disfrutar de mi mujer y de los niños durante 23 días seguidos es un lujo que en estos días hay que valorar mucho. Vivimo demasiado deprisa, priorizando lo urgente sobre lo importante, y no somos capaces de dedicar el tiempo necesario a nuestra familia.


Pero bueno, este es un blog de running y las reflexiones anteriores son propias de otras sedes.


Desde el punto de vista runneristico, he de reconocer que este agosto me ha costado más que los últimos. He estado más cansado, o perezoso, quien sabe. En cualquier caso, he completado todos los entrenos programados, pinchando alguna vez en los ejercicios complementarios, que hacen que el entreno se haga muchas veces eterno.


La preocupación de nuestro entrenador es que no nos pasemos en los ritmos y volumen programado, con objeto de proteger el músculo. Eso me ha permitido llegar a final de mes sin lesión alguna. Recuerdo con pavor la prepa de Berlín, y que a estas alturas estaba lesionado, agobiado porque no me iba a dar tiempo a recuperarme. Este año, por contra, me encuentro bien, sin ningún dolor ni contractura. Todo lo más las piernas como columnas, y las lumbares también un poco agarrotadas, pero nada que no solucione un buen masaje (que me dare hoy DM).


Por lo que se refiere a los tiempos de las series, los consigo más fluidos que otros años. Empezamos ahora con los 3000 y 4000 y es donde hay que dar el callo.


Bueno txavales, queda inaugurado el curso escolar. Tenemos buenos retos señalados para este otoño. Espero que nos vaya bien a todos.

miércoles, 6 de agosto de 2008

La Foto




Aquí va la foto que nos ha mandado Depa del Runners. No sé si os acordáis pero el fotógrafo de la revista pasaba por ahí con su camarón de la isla y le pedimos que nos hiciera una foto. Esperemos que haya suerte y la pongan en la revista Runners (ya se lo he dicho a Depa por si cuela). En cualquier caso es una buena foto de recuerdo.

Y más del foro que la anterior... que cada vez que me metía en el blog me daba corte que entrara alguien a la ofi y me pillara y qué sé yo que se creyera que estaba mirando

martes, 5 de agosto de 2008

El espejismo.


Correr por el desierto es duro, muy duro, durísimo. El agua se recalienta y se convierte en un caldo imposible de tragar; el sol, implacable, abrasa; el polvo se agarra anuestra garganta dificultando la respiración; pesan las piernas, ardientes...Así estabamos ayer en Madrid, por encima de 37º a las siete de la tarde, y a pesar de ello, valientes y decididos salimos a sufrir: sabíamos que en el siguiente avituallamiente tendríamos nuestra lara de Monster Energy...

lunes, 4 de agosto de 2008

Corriendo por la playa




Si señores, corriendo por la playa. O casi. Por el paseo marítimo, por las sombras de El Retiro con una Chopera cerrada, por las montañas de Asturias, por la Toscana.... Viene el verano y se intensifica la preparación.

Ayer corrí por el paseo marítimo de Marbella con la ayudad inestimable de Ángel. ¡Menos mal! Sin él habría estado contando los minutros que faltaban hasta llegar a los 80' que nos tocaban. Con él casi se me hizo corto. Luego técnica de carrera ante el flipe de los paseantes que nos miraban alucinados a las 9:30. ¡Es alucinante lo lleno que está el paseo a esas horas! Ya reconozco las caras de los corredores habituales de todos los veranos: las 3 chicas árabes que corren, la pareja que va a una caña que seguro que bajan de 3 horas, el tipo del bronceador blanco en la cara... ah, y la maravillosas runners extranjeras de vacaciones. Nuestro equivalente a las chicas del bikini de El Retiro.

Este agosto va a ser muy importante. Espero contar con la ayuda de Ángel los findes y del amigo Fernando más a menudo. Os deseo a todos lo mejor: paciencia a Ángel que tras las molestias del gemelo le vendrá su calidad, tranquilidad a Carca por Italia con sus ritmos, cabeza a Cepdilla cuando note dolores que ojalá no los tenga, a Cami simplemente que siga como está y se saldrá (en Donosti para nuestro pesar), y a Matiés que siga con su entusiasmo.

Abrazos a todos

jueves, 31 de julio de 2008

Nacidos para correr




Un abrazo y buenas vacaciones a todos los que os vayáis este fin de semana. No dejéis de pasar por aquí...

In the day we sweat it out in the streets of a runaway american dream
At night we ride through mansions of glory in suicide machines
Sprung from cages out on highway 9,
Chrome wheeled, fuel injected and steppin out over the line
Baby this town rips the bones from your back
Its a death trap, its a suicide rap
We gotta get out while were young
`cause tramps like us, baby we were born to run

martes, 29 de julio de 2008

¡¡¡¡VOLARE!!!!


Viernes de descanso activo con multisaltos hasta las 4 de la madrugada; sábado de penitencia; domingo de San Lorenzo; lunes de vuelta a la rutina...y ¡qué bien! Las piernas doloridas, pero convencidas de su trabajo y su entrenamiento, iban pidiendo más y más hasta terminar, tras una hora, con la sensación de que lo bueno era seguir corriendo. Después, la temida sesién de gomas con 60 repeticiones por ejercicio: media horita justa. Para finalizar, técnica de carrera.
Fran nos esta poniendo a punto y parece que con notable aprovechamiento: ¡qué dure!
Un abrazo
Nacho

domingo, 27 de julio de 2008

Trofeo de San Lorenzo




Tras 30' bajando desde el Bernabeu hasta Lavapiés. Luego rodar esta carrera que para mí es la más bonita de Madrid. A 4:35, fluido y con calma. Desde Sol he debido de adelantar a 500

viernes, 25 de julio de 2008

Series


Pues bien, llegó la primera prueba, no oficial, en nuestra preparación de Chicago. Las primeras series de 1000.


En mi caso tocaban entre 4:00 y 3:48, y me dispuse a hacerlas, a las 7:00 am en Valdelating, desde el arco hasta el final del vivero y más allá. Para los que no lo conocéis, se trata de un camino de tierra, en ligera bajada de ida, y con la misma subida (obviamente) de vuelta.


Salí de casa calentando por el carril bici, y llegué al arco en 22 minutos. Perecilla daba empezar, pero el no saber si iba a ser capaz de mantener los ritmos profetizados por TT le daba la emoción suficiente para que me lanzase a la primera de ellas con ganas. No llevaba pulsómetro, por lo que no sé cómo iba objetivamente, aunque las sensaciones no eran malas. Primer mil en 3:54, bien, el segundo (cuesta arriba un poco) en 3:52, buenas sensaciones, 3:43 y 3:40 los dos restantes, para acabar en 3:30 el último. No me dio la sensación de ir acogotado en ninguna de las series, ni acabé asfixiado. Cami preguntaba si me quedaban ganas de hacer dos más. Ganas no, fuerzas creo que sí, aunque me hubiese costado mantener la progresión. Como mucho creo que me hubiese estancado en las marcas de las 4 y la 5, pero en ese caso probablemente con sufrimiento. Recuperé entre series estupendamente, y al final también. De hecho el enfriamiento fueron otros 5 km, y no me costó lo más mínimo.


En resumen, buenas sensaciones. Espero poder hablar con Fran hoy, y que a todos se os haya quedado buen sabor de boca y de piernas en este primer test.

martes, 22 de julio de 2008

Trofeo de San Lorenzo




Pues sí, ya estamos apunto de las vacaciones. El trofeo de San Lorenzo siempre me recuerda que julio comienza y que ahora a disfrutar y a entrenar en la playa. Me encanta la carrera. A pesar de ser poco competitivo y no gustarme las carreras intermedias previas a la maratón, la de San Lorenzo siempre me ha gustado.

En parte por estar ahí, justo al lado de las vacaciones. En parte porque últimamente con estas maratones que nos ha dado por correr a principios de Otoño, estamos siempre bastante finos por estas fechas. ¡Y eso se nota! A pesar de ir a rodar (fuerte pero rodar en mi caso al menos) siempre acabamos en tiempos decentes, sin romper el crono pero sin desentonar. Y eso a pesar de las terribles cuestas de la carrera. Carajo la subida hacia el palacio Real por ¿la cuesta de San Vicente se llama? Una burrada. Pero además es una ocasión cojonuda para ver a un montón de amigos antes de la desbandada general d agosto (los del Boston sobre todo, Dioni repartiendo panfletos de publicidad de la carrera de su pueblo en Ávila, los de Garabitas con su sandía tras la carrera...). En esta ocasión además viene Fredy directito de México y lo primero que hace, al día siguiente de llegar, correr con nosotros San Lorenzo. ¡Genial!

Y por último me encanta porque es un lujazo de carrera, por todito el centro de Madrid. ¡A ver cuánto nos dura! El clor es lo de menos, correr por Lavapiés, Recoletos, frente al Palacio Real, por Mayor, Sol... un lujazo. Sólo apto para los locos del running.

Este año, para más cojones, la gran mayoría estaremos de vuelta desde el Penedés, el día anterior. Y para obedecer a Fran, correremos antes 25 minutitos y nos tomaremos la carrera "muy fluida"

¡Viva San Lorenzo y estos locos de Argumosa que la organizan!

sábado, 19 de julio de 2008

Sílfides


El presente comentario está dedicado al gordo de nuestro grupo, al runner Angel Serrano. Macho, por primera vez desde Mayo he roto -con fluidez- la barrera de los 83 kilos, acercándome durante tres días seguidos a los 82 pelados (82,2 de media), en la semana de menor actividad en las últimas 6!!! Esta semana de solo tres días de correrías suaves y cortas, de asimilación, me ha servido para ponerme en un peso decente, en la línea que necesito para estar a tope el 12 de octubre. Y comiendo exactamente lo mismo que las semanas anteriores...

viernes, 18 de julio de 2008

El puto jefe




Ayer estuvimos algunos runners practicando 3 horas, enteras, descanso activo con Bruce en el Bernabeu. ¡Qué fluidez! ¡Qué marcha! Mi hijo Luis diría que es la caña, otros que el "puto jefe". Es un monstruo, 3 horas de entrega sin parar disfrutando a tope. Con clásicos suyos como "Born to Run" o ajenos como "Summertime Blues" o "Twist & Shout"

Eso sí que es una maratón, señores.

Rock'n'Roll!!!!

domingo, 13 de julio de 2008

MARBIELLA Y EL BANDULLO


He pasado el fin de semana en casa de un gran amigo, Juan Mari, junto a la mayor parte de mi familia (faltaba Alf jr.). El sábado tocó descanso, pero el domingo quedé a las 7:30 am con Fernando Hidalgo para hacer la tirada larga.


Me he sentido estupendamente corriendo en los dominiso de Comb. Nos encontramos en la recepción de Puente Romano, y nos encaminamos por el paseo marítimo hacia Puerto Banus. Cuando se acabo el camino dimos la vuelta y nos encaminzamos hacia Marbiella, la cruzamos de oriente a occidente, y volvimos a dar la vuelta para regresar a Puerto Banus. Total, unos 15 km de muy agradable conversación (al menos los 10 primeros, ya que los últimos 20 minutos hemos hecho una progresión: 4.40, 4:30, 4:23, 4:15, para acabar en torno a 4:11). Total de entreno: 75 min a una media de 5:07, muy tranqui, como nos pide nuestro amado entrenador.


Ha sido muy agradable pisar los terrenos que en breve disfrutará Comb, rodar junto a Fernando y ver que está de nuevo recuperado. Sentir el correr por donde lo hace tu amigo, imaginar sus sensaciones (aunque imagino que él lo hará una hora más tarde...). Todo ello al resguardo de Juan Mari y Bobby, que andaban a su ritmo por el mismo paseo.


Y, como dice el anterior post, ahora una semanita de descanso, para acometer otras seis semanas de buena intensidad. A disfrutarla!


PD: Mi bandullo sigue en su sitio, un poco menor que el de la foto :-)

viernes, 11 de julio de 2008

Los niños de Teta




El plan del amigo Torralba es como una montaña rusa. Después de estar subiendo estas tres semanas con cuestas, acondis, pesas y gomas la semana que viene volvemos a bajar. Tres días "ná más".

No sé vosotros pero a mí estas 3 semanas me han venido muy bien. Me noto mucho más fuerte. He estado algún día con las piernas cargadas o algo pesado para correr, pero en general se me ha hecho muy llevadero. ¡Y me siento fuerte! Por eso seguiré obedeciendo al gran Fran...

... y eso que me ha metido en el vagón final del pelotón de las series. Pero creo que con acierto. Ahora toca anotar las sensaciones y charlar mucho con él.

Hoy para desahogarme me he metido una última cuesta de 1 minuto que más que hacia arriba parecía que iba hacia bajo, despendolado pero con buenísimas sensaciones. Como una ola, que decía Raphael.

lunes, 7 de julio de 2008

La tradicional cena de la pasta


Aplicando la tradicional, ferrea y rígida disciplina inglesa que nos infiere tanto nuestro querido entrenador, como el cómite de disciplina interna de la sección del 40'S Runners, y para cumplir la pena que en base a nuestro código de honor me corresponde y por el cual según reza el art 15.1:

"Todo aquel que habiendose sentado y votado en la cena de designación de un maratón por la circustancia que fuere, finalmente no acude al mismo, deberá de corresponder a sus amigos con una cena semejante."

Pero como quiera que después de haber consultado en la Taberna Laredo, me confirman que no avituallan a 12 runners en una sola sentada, os invitaré a la tradicional cena de la pasta antes de vuestra partida el día 9 de octubre, en el restaurante que a tal efecto se designe y que será comunicado por email con la suficiente y debida antelación.

Lo que con gran dolor y tristeza comunico, para que en base a la autoridad que me ha sido conferida sea cumplido.

En Madrid, en el día de San Fermín del año 2008

domingo, 6 de julio de 2008

Hyde Park


Ya sé que nuestros parques no tienen nada que envidiar a ninguno en el mundo, pero correr por Hyde Park siempre tiene un encanto especial. Hacía un año que no correteaba por sus caminos de tierra o asfalto, a pesar de que en abril nos batimos el cobre en suelo londinense, dando cuenta de su maratón. En aquel abril nuestros estiramientos eran en Saint James Park, bonito, pero no comparable a la magnificencia del de referencia.


A lo que íbamos. Hoy tocaba la tiradita larga, y estaba con Antu en Londres. Quedamos a las 7b en recepción del hotel, pero no apareció (lo hizo a y 10, como anticipaba, para irse solo). No worries, tenía otro -em este caso otra- buddy para corretear. Adelita dormitaba en casa de Rafa, a escasos 700 metros de mi hotel. La recogí a las 7:03 y nos fuimos a darle a la húmeda y a las piernas un ratito. Amaneció una gloriosa mañana, soleada y con una temperatura de cine. El parque estaba soreprendentemente tranquilo. Estos ingleses corren de lunes a viernes, el domingo para descansar... Todo verde, sin gente apenas, nos dimos un garbeo de 55`, ya que Adela quería estar pronto en su casa para coger el avión. Conociendo a Marcopolillo, y a pesar de estar cerca, no quise que se fuese sola, ya que me temía que perdería el avión. Ya sólo me volví al aprque a terminar el entreno, un pelín más fuerte (a 4:40 de media), más técnica, 4 rectas y vuelta al hotel, para 16 km muy cómodos. Por supuesto, desde que dejé a Adela hasta que llegué al hotel no paró de llover, por momentos fuerte, para recordar nuestras andanzas abrileñas. Una verdadera gozada, correr por el Serpentine...


Por último sensaciones. Muy buenas, a pesar de algo de agujetas de los oregones del viernes.

jueves, 3 de julio de 2008

Aquí no escribe nadie




Una de las mayores delicias que conozco es correr por la mañana en El Retiro.

Hoy he ido a las 7:15 y he hecho mis 55' de rigor, 11kms, a 5'/km. ¡Qué gozada! He empezado tronco porque me notaba las piernas cargadas tanto por las cuestas como sobre todo por un masaje que me di el martes por la tarde. A pesar de empezar los primeros 5 minutos a 6-6:30 y debido de acabar algo más fluido de lo que pensaba porque me ha salido a 5 el kilómetro. Síntoma que lo he disfrutado.

Si a la hora de comer no hay casi nadie con este calor, a las 7:30 aún menos. Se echan de menos a las chicas en bikini tomando el sol aunque el frescor lo compensa. Hoy casi he tenido frío con mi camiseta macarra sin mangas (de malote diría Carca)al menos durante la primera vuelta.

Al terminar, me he puesto a estirar y hacer abdominales junto al bosque de los ausentes, entre pinos bicentenarios, con el césped fresco de la mañana. Por unos minutos me he sentido muy grande. A pesar de los problemas diarios, somos unos verdaderos afortunados por correr

domingo, 29 de junio de 2008

Los tobillos de la Barbie




Tocó disciplina inglesa al amigo Serrano y calor para todos esta mañana en Numancia de la Sagra. Trigo, fábricas de cemento, vías de tren, Flectomín, técnica de carrera y la locuacidad de siempre del gran Fran, el Highlander ("el inmortal")

¡Un gustazo!

Se abre la veda a los comentarios.

miércoles, 25 de junio de 2008

Vuelta a las andadas


Ya echaba yo de menos las cariñosas reprimendas de Comb después de un entrenamiento. Y es que después de dos meses prácticamente amariconsaos de entrenos, nuestro nuevo Sherif ha programado semanas de cinco días, ya con algún entreno de calidad. En concreto, en esta semana, además de los conocidos rodajes suaves, fluidos, tranquilos, a ritmo, y otros sinónimos, hemos tenido cuestas y cambios de ritmo. Hete aquí que para los segundos, nos conjuramos en el Retiro los grandes Cami y Comb, junto con la agradable sorpresa de tapado de la Croix, y servidora. Tras 20 minutos de calentamiento y agradable charla, nos disponíamos a empezar el primer minuto rápido, cuando dos habituales del Retiro a mediodia nos preguntaron si nos importaba que se unieran a nosotros. Por supuesto que no amigos, fue nuestra pronta respuesta. Y empezamos el primer minuto en compacto pelotón. Al pasar al segundo minuto (el menos rápido), empiezan a surgir las dudas sobre la interpretación de la voluntad de nuestro amado entrenador, cuando nos pedía no mucha diferencia de ritmo entre los minutos rápidos y los lentos. El grupo se divide en dos, hasta que al terminar la primera serie de cambios vuelve a surgir una diferencia de interpretación ya que algunos eran partidarios de seguir trotando (probablemente lo correcto) y otros de recuperar andando. Total, que u gran Cami se va por delante, yo me quedo con nuestros ilustres amigos del Retiro y a pocos metros nos siguen Comb y Manolito. La segunda tanda también me sale bien, de hecho acabe con una media de 4:45 min el km que, aunque Torralba no me dio ritmos, creo que está dentro de los parámetros de lo que debía ser mi entrenamiento (entre 4-410 lo más rápido y entre 4:50 y 5 lo más lento). Chapeau para los colegas del Retiro, que en ningún momento se pusieron delante a tirar de mi, dejándome ir en todo momento marcando el ritmo. Pues bien, eso es lo que creía yo. En los estiramientos volvimos a tener diferencias en la interpretación del entreno. Para Comb yo no había corrido a mi ritmo, sino a ritmo de los colegas runners. Puede que tenga razón, o quizá no, pero lo que más me gustó fue su cariñosa reprimendecilla. We are back in business!!!

domingo, 15 de junio de 2008

Disciplina inglesa en León




¡Menudo crack! Ya nos imaginábamos un tipo especial tras nuestras interminables charlas telefónicas pero tras conocerle nos ratificamos. ¡Buena elección, mejor tipo y futuro gran amigo!

Lujazo de entrenador y "piasso" de psicólogo. Nos ha calado a todos bien y esto promete claramente un entrenamiento mucho más personalizado, mejoras claras, muchas risas y buena camaradería.

Carrera en un circuito precioso, con cuestas potentes. Estiramientos y charla teórica con gomas y circuito Torralba (¡nada de Oregón... Torralba!) en un maravilloso parque leonés. Por cierto, tras verle y vernos: somos una piltrafilla de fuerza-potencia. Si sólo mejoramos un poquito en este aspecto creo que vamos a verlo rápido en la maratón. Multisaltos, skipping,... dábamos risa con nuestros saltos comparado con los brincos de Fran. A mí me ha convencido: si ganamos fuerza sin volumen cimentamos la carrera en base sólida y luego ya es cuestión de afinar más adelante. La analogía de Rodrigo sobre construir una casa sobre una base de 300 metros2 frente a sólo 80. ¡Clarísimo! El correr más tiempo y más fuerte sin técnica o acondicionamiento ahora nos quita esa fuerza y esa potencia. Por eso ahora tenemos que construirla y correr despacio, reservar las fuerzas para más adelante. Con tobillos, gemelos y rodillas más potentes luego aguantaremos mejor tras el km 30.

Rodrigo se nos unió a la comida. ¡Menudo lujazo de pareja! Dos portentos tan complementarios y distintos. ¡Buenas vibraciones!

Ahora sólo nos toca "tunear" el entrenamiento, quitarnos esa pinta "de padres de familia" corriendo, seguir las directrices del mister, disfrutar y progresar

viernes, 13 de junio de 2008

La liebre y la tortuga




Creo que nuestro querido y nuevo entrenador Fran, apuesta por unas buenas tortugas frente a unas facilonas (y fardonas) liebres en este noble deporte de la maratón.

Ahora sólo ha de lograr convencer a las liebre. ¡Je!

¿Qué hacer! Ir poco a poco (38kms de media en esas dos semanas), estirar mucho, ir metiendo pesas, y sobre todo, disfrutar sin matarse en las series o mucho menos en los rodajes. O ir "como motos" en la CdC, picándonos en cada esquina, corriendo 5 días en vez de 4, apurando las series y marcándonos miles a 3:30 cuando correremos la maratón en 4:50.

To run or not to run... fast, ese es el dilema. Je, correr lento para potenciar el sitema aeróbico y el metabolismo de grasas y llegar a punto al 12 sin pasarse. O acostumbrase a correr al ritmo de la maratón o más rápido... por que claro, si estoy acostumbrado a correr a 4:40 cuando el día D lo haga a 4:50 me saldrá "chupao"

Mañana nos veremos en León. Ardo en ganas

martes, 10 de junio de 2008

Volvemos al formato habitual

La creatividad de este modesto administrador no ha sido biebn recibida por el más asiduo de los participantes de este blog, quien ha solicitado sea restituida a su formato original. Dicho y hecho.

Por cierto, hoy he tenido una paliza encima del 7. Yo creo que es por entrenar poco :-)

lunes, 9 de junio de 2008

Vamos con la segunda


Arriquitaun, tan taun, arriquitan tan tan, vamos con la segunda.


Hablé ayer con Fran, y me ha pasado a vuestros entrenos hasta el sábado, así que feliz como una perdiz. Hoy 45'+15 de acondi+15 estiramientos. El resto ya me diréis.


Abrazos

sábado, 7 de junio de 2008

Mi primera semana para Chicago


Bueno, bueno, bueno, ya estamos otra vez metidos en harina. Aunque los entrenos que nos ha puesto Fran no son muy exigentes, ya se puede considerar los kms de esta semana como los primeros que nos llevarán a Chicago.


Empecé francamente mal, con malestar general fruto de un enfriamiento y del entreno de baloncesto del domingo, que me dejó para los leones (imagino que también ayudaría los 70' que me metí antes con Luis..). No pude ni moverme el lunes y el martes, y el miércoles inauguré mi casillero de kms con mi amigo Cami, en el Retiro. A pesar de hacer los 40' que me habían sido asignados, muy suaves, normales, en progresión y muy suaves, las sensaciones fueron muy malas. La humedad, el cansancio y los 2,5 kilos de más que llevo de lastre tuvieron la culpa.


El jueves no pensaba correr mucho, pero a mediodía me hice los 60' correspondientes, con sensaciones algo mejores que el día anterior, pero tampoco buenas.


Sólo esta mañana, antes del partido, he hecho los 40 que me hubiesen tocado el lunes (ya se que entrenamiento no hecho entrenamiento perdido, pero como eran solo 40' me los he tomado como calentamiento del partido). Me he encontrado estupendamente, rodando a 5 los 40 min.


Luego, en el partido, he corrido como un gamo. Hemos ganado, y no me he lesionado (un par de golpes, pero nada). Espero que no me dé el bajón como la semana pasada!


Sigo algo gordo, con dos kilos de más, pero ya no subo, y ahora, operación bikini. A finales de junio estaré por debajo de 83, en julio de 82, y acabaré agosto en 81, para afinar septiembre y correr Chicago, DM, en torno a los 80.


jueves, 5 de junio de 2008

Continuamos con el blog

Ya os he invitado a todos por email. Podemos seguir en este blog la prepa de Chicago, y cualquier otra cosa que se os ocurra.

Yo hoy voy a hacer 1 horita de cc, más 15' de acondi y 15 de estiramientos.

domingo, 25 de mayo de 2008

Chicago 2008




Si señores, ya tenemos maratón y hay que empezar a ponerse las pilas.

Hoy he empezado a correr, 50' por la Casa de Campo. La semana que viene procuraré al menos rodar en San Sebastián y no ponerme demasiado ciego de comer. El finde próximo es mi comienzo oficial de la preparación de Chicago y hasta voy a adelgazar (hoy he pesado 83 kilitos de ná)

Ah, el del cartel de parece a Bañón. Buena señal. Suerte a todos

viernes, 23 de mayo de 2008

¡¡¡AND THE WINNER IS...

¡¡¡CHICAGO!!!

Chicago, chicago
that toddlin' town
chicago, chicago
i'll show you around
i love it
bet your bottom dollar you'll lose the blues
in chicago, chicago
the town that really sunday couldn't shut down
on state street that great street i just wanna say
they do things they don't do on broadway
they have a time, the time of their life
i saw a man who danced with his wife
in chicago, chicago my hometown
chicago, chicago
that toddlin' town
chicago, chicago
i will show you around
i love it
bet your bottom dollar you'll lose the blues
i chicago, chicago
the town that really sunday couldn't shut down
on state street that great street i just wanna say
they do things that they don't do on broadway
they have the time the time of their life
i saw a man who danced with his wife
i chicago, chicago, chicago that's my hometown
By Franky

jueves, 22 de mayo de 2008

A ver si hoy tenemos ya fumata blanca




Necesito una excusa, un objetivo para volver a disciplinarme. Llevo más helados que deporte en este último mes, muchos más. No he corrido esta semana, sólo 2 días de apenas 35' la anterior.... Espero que nos decidamos esta noche sin falta para empezar a ponerme las pilas. Propósitos de enmienda:

1. esta ver haré pesas (1 ó 2 veces a la semana)
2. esta vez adelgazaré (entre 76 y 78 kgs máximo)
3. creo que hemos de hablar con añguien que nos de alguna pauta (Rodrigo, etc.). Reconozco que Oberón está muerto pero al menos me daba disciplina

¡Echo de menos correr!

miércoles, 30 de abril de 2008

¿Cuál será, será?




La maratón de otoño. Abro un post para que cada uno se explaye defendiendo las ventajas y desventajas del maratón de otoño favorito de cada cuál. A ver si logramos correr uno que nos apetezca a todos y no uno que no nos disguste a la mayoría.

domingo, 27 de abril de 2008

Gestas desde la barrera (y II)


De vuelta a Madrid, después del glorioso sábado lisboeta toca concentrarse para Mapoma. Tradicional reunión en la puerta del Ayuntamiento (antes Correos) a las 745. Voy con Alf jr. al que le hago pegarse un madrugon para acompañarme antes de dejarle en su entrenamiento. Está el Boston casi al completo. Pedazo de club sres. Hay bastante más gente que va a animar que los propios héroes del día. Abrazos, risas nerviosas, fotos. Intento de planificar los relevos. En mi caso infructuoso. No sé a quien acompañaré, pero al menos tengo claro que iré a Lago, a ver a quien me da tiempo de acoplarme. Según me bajo del metro veo a Comb haciendo fotos, y en ese momento llega Angel Z. solo. No lo dudo y me voy con él, con la incosnciencia de no saber si le podré aguantar mucho tiempo. Le pregunto si me quiere a su lado, y me contesta que siempre que no me ponga por delante encantado (qué mala fama tengo...). Los primeros metros son el duro repecho de salida de la CdC. Incluso para Angel es una sorpresa. En seguida llegamos al km 30, y Angel no para de hablar. Le digo que se calle que eso debo hacerlo yo, pero me dice que no puede callar no debajo del agua. Qué bestia! Va rodando fenomenal, pero los dos sabemos que en ese momento empieza el maratón, que además el genio que ha diseñado el de Madrid ha decidido hacer coincidir con la altimetría más baja. Es decir, que solo queda subir y subir! Angel se encuentra con bastantes amigos alos que saluda. Yo no estoy habituado a ir tan delante en esta carrera, así que no conozco a nadie :-). Los km pasan entre 4:40 y 4:50, con alguno a 4:31... Angel va sufriendo como un campeón, pero no deja de hablar (aunque quizá un poco menos, para ser franco). Llega la subida desde Mendez Alvaro (para matar al diseñador del maratón) hasta Atocha. Ahí esta Cesar animando. No paramos de pasar gente (reconozco que a pesar de las indicaciones me pongo un poco delante y tiro levemente). Animo a la gente a que aplaudan, y Angel lo hace con más fuerza (impresionante). En el Atocha vemos a Pochola, Carmen y Jesús Lazaro, otro subidón, aq falta de 3 km (media vuelta al Retiro no paro de decirle a Angel). Veo a Boni con el chandal, mala señal, no ha debido acabar. Sólo queda la maldita subida de Menendez Pelayo, que hacemos incluso por debajo de 5. Km 40, ya lo tenemos, Angel incluso aprieta, antes de que nos encontremos con la sonrisa de Nurieta, animando a las puertas del Retiro. Ya se ve el 41 al fondo, antes de girar por Alcalá. Entramos en el Retiro (Angel incluso se para a besar gente), y ya no hay quien le pare. Me cuesta incluso seguirle en los metros finales. Para el reloj en 3:16 pelados (quien sabe si incluso verá el 3:15), y con unas sensaciones que ya las querríamos otros para nostros en algún maratón. ENHORABUENA ANGEL! otro más a lña buchaca, y con un gran tiempo. Enseguida vemos al Aguaverde Juan, al impresionante Juanki, que ha machacado en más de 12 min su marca para pararla en 3:19. A la salida un buen grupo del Boston, con caras de satisfacción (y cansancio, que caray). Mención especial para el reportero Comb, que con Cepeda se ha pegado una buena panzada de kms haciendo fotos!. ENHORABUENA A TODOS MARATONIANOS!!!!

Gestas desde la barrera (I)


Este fin de semana me ha tocado seguir los toros desde la barrera. ¡Y cómo he disfrutado!


Primero en el 70.3 de Lisboa, acompañando a Mildo, Jordi y Guillermo, además de a otros 500 héroes que se batieron el cobre en esta dura prueba. Lástima que el Kraf Maga se interpusiese en el último momento entre el gran Cami y esta bella prueba. Pero para mi fue como si la corriese. De hecho embarcar a la gente tiene su mérito, y estar constantemente animándoles con el ejemplo hace que para el resto de la humanidad el participar en la prueba sea insignificante. También he disfrutado mucho viajando con él, como hacía muchos años.


Pero vayamos al grano. Llego a las Docas el viernes por la tarde, donde me encuentro a Cami con la sección catalana disfrutando del tiempo y de unas cervecitas. Allí están Jordi y Guillermo, acompañados de Ana y Beti, sus escuderas en esta ocasión, y de Albert y Toni, debutantes también en la distancia.


Tras una vuelta por el centro comercial vamos al encuentro de la familia Torres, con el ya famoso Don Gines y Mila a la cabeza. Nos tomamos una cervecita con Mildo y Pili y nos encaminamos al restaurante (italiano por supuesto), donde reuniremos todas las secciones del viaje en torno a suculentos platos de pasta. Mi primera sorpresa es ver como esta gente del 70.3 debe estar hecha de otra cuña. A diferencia de los maratonianos puristas, ahí siguen a las 11:30 pm, cerrando el restaurante. Y sólo quedan 6 horas para que toque diana!!! Igualito que nosotros en Londres, que estábamos recluidos en el hotel desde las 2:00 pm y en mi caso me acosté antes de las 9:30... A ver si va a ser ese el truco...


A las 6:00 am estábamos puntuales Mildo, Pili, y yo en el desayuno. Cami había decidido darnos una hora de ventaja, ya que no cambió el reloj y se pasó dando vueltas por el hotel desde las 5:00. Ya se notan los nervios precompetición, y nos encontramos con otros atletas (alguno de los cuales habían corrido en Londres, como Blanca y Jordi) a los que nos comprometemos a animar también.


Bajamos hacia los boxes y Mildo está hecho un manojo de nervios. No para de correr para arriba y para abajo. Nos encontramos con Lastra y con su novia, y en los boxes con Jordi y Guillermo. Claramente hay nervios por doquier. Se acerca la hora (las 8am), y cada vez hace más calor. Pienso que la carrera a pie puede ser un infierno, si sigue así (recuerdo la media que hice hace tres años con Comb y Cepeda, en la que sufrimos de lo lindo... y era sólo una media!).


Pum, todos al agua para el primer 1.9. Sale primero del agua el waterpolero Guillermo (la experiencia es un grado), seguido de Lastra, Mildo y Jordi. Todo va bien, y se encaminan a las bicis. Ahí estamos con la bandera rojigualda por capa (me daba la impresión de ser superman), animando junto a Gines, Mila, Pili y Cami. Una, dos... cuatro vueltas a un circuito de 22 km para completar los 90 reglamentarios. El calor cada vez aprieta más, pero nos da la sensación que en bici no debe molestar tanto. Mildo entra a unos 8 minutos de Lastra y ligeramente por delante de Guillermo, Jordí un poco más atrás. Empieza lo realmente duro. Debe hacer más de 32 grados (como me recuerda en este instante mi dolorida piel, que acabé como un cangrejo, o como un guiri en Torremolinos un 2 de agosto), y no se mueve una gota de aire. La carrera a pie (media maratón) es a lo largo de un recorrido de 5 km al que se le dan 4 vueltas, lo que facilita que nos aprendamos mogollón de corredores españoles que pasan por delante nuestro cada treinta y tantos minutos. Los ritimos son cada vez más agonizantes. No hay una sola sombra en el recorrido, que además tiene un suelo empedrado, o con tablas deslizantes. Mildo recupera el terreno perdido enseguida, Lastra sonríe en cada vuelta. Guillermo va muy concentrado, y Jordi anuncia que no sabe si acabará en la primera vuelta... El resto son los trescientos o más españoles a los que tampoco dejamos de animar. Detalles bonitos como gente que saluda cada vuelta, uno se para a besar la bandera, todos te agradecen estar ahí. Este es el momentazo del espectador.


Van cayendo las vueltas, cada vez más calor, cada vez menos ritmo, cada vez más sufrimiento. Grandioso ejemplo. Última vuelta, llega Mildo, se le ve completamente feliz. Le ofrezco entrar con la bandera. Prefiere hacerlo solo. 30 metros antes de meta ya está levantando los brazos, con una sonrisa de oreja a oreja. Cruza la meta y nos asusta. La emoción ( y el agotamiento, imagino), no le dejan casi respirar. Abre la boca como un pez fuera del agua (querrá correr algo más?), pero se abraza a Pili, y al resto. Ya es un Finisher!!!


Al poco llega Lastra, feliz como una perdiz (él está preparando un ironman, o sea que esto debería ser solo algo más que un aperitivo), y unos pocos minutos después Guillermo, con una fuerza descomunal. Es el que más entero llega, con la conciencia del deber cumplido (creo que nunca había relatado haber entrenado tan bién, con tan pocas lesiones...). Se abraza a la emocionada Beti, y me deja impresionado al ser capaz de ponerse a estirar inmediatamente, subiendo la pierna hasta límites que yo ni soñaría, incluso después de un entreno normal. Me voy a por Jordi, que debe estar pasando un calvario en la última vuelta. Le veo a lo lejos, a falta de 2 km más o menos. Le grito, y en cuanto me ve se pone a trotar (eso es casta). No deja de hacerlo hasta la meta. Vamos charlando, lo que espero le haga menos complicados esos últimos metros. En meta Ana orgullosa de su maridín.


Luego me encuentro a Eduardo Estalella, que ha ido a hacerle fotos al Finisher Jorge, su hermano. Pero esa no es historia de este post. ENHORABUENA FINISHERS!!! y ENHORABUENA CAMI (futuro FINISHER) por embarcarnos en esta aventura!!!!