lunes, 28 de enero de 2008

Maratones Solidarios

Nuestro blog hermano, tridesafio.blogspot.com, nos recueda hoy en su post la conveniencia de que, en materia de caridad, tu mano derecha no sepa lo que hace tu mano izquierda, en lo que no puedo estar más de acuerdo. Además nos acerca a la historia de Gisela, una niña de dos años que padece una enfermedad degenerativa y necesita ayuda para comprar una silla de ruedas. Para ello, nuestro amigo Jose Navalpotro nos propone que a través de su gesta de correr el maratón del Sahara (hay que estar tarado para correr a 40º), ayudemos en lo que podamos, uniendo nuestro querido deporte a una buena causa. En el mencionado blog tenéis los datos.
Con Comb hemos discutido sobre el pudor que puede dar vincular nuestra afición a la caridad. Mi posición, sin embargo, es la de que se pueden compaginar, sin necesidad de que nadie se vea obligado a cacarear sus aportaciones. Como muchos sabéis, en el Maratón de Nueva York puse en práctica un método de recaudación para colaborar con un proyecto en Malawi, liderado por Africa Directo (al frente de la cual está mi amigo José María Marquez). Maaate también ha solicitado colaboración para otra ONG en Bolivia, con muy buenos resultados solidarios. Sin duda, tanto en la preparación, como en la carrera y después de la misma, el ver lo generosos que eran mis amigos hizo que ese maratón fuese mucho más especial.
Pues bien, pasada la Media de Getafe, nos ponemos las pilas en serio para preparar el maratón que da sentido a este blog, el 13 de abril en Londres. Este maratón lo corremos, además de otros 30.000, Adelilla, Nacho Cepeda, Luis Combarro y yo, todos en representación del CD Boston, en su sección 40's Running Club.
Me encantaría que encontrasemos un proyecto solidario en el que pudiésemos involucrar nuestra próxima aventura conjunta. Os parece que nos demos hasta el domingo para ver si nos planteamos algo? Por supuesto, se admiten también ideas de los lectores solidarios de este blog que no vayan a participar en Londres, pero que sus enormes corazones puedan ayudar a hacer del maratón una experiencia mucho más gratificante, si cabe.

5 comentarios:

comb dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
comb dijo...

Carca, yo como te dije la última vez respeto vuestra iniciativa, me parece muy loable y me alegra ver que recaudáis tanto para causas muy buenas.

Pero dicho esto, a mi no me gusta pedir dinero a la gente con cargo a mis maratones. ¡Que ya bastante tienen con aguantar mis rollos sobre el correr!

Supongo que es algo tan tonto como el pudor de la tradición de aquí frente a las costumbres anglosajonas. Pero esto de que a un tipo le llegue un correo mío diciéndole que voy a Londres a correr la maratón y, aprovechando que el Támesis pasa por ahí, le pida que colabore con tal o cual ONG según baje o no de determinada marca, pues eso, que me da corte. Y eso que en el fondo creo que esa es una excusa como otra cualquiera de colaborar con una buena causa, que al final es lo que importa.

Un día supongo que tendré que cambiar de opinión. Un gran amigo, director de Caritas, me preguntó por los "maratones con causa" ingleses para ver cómo podía adaptarlo aquí, y cuando me lo preguntó pensé que el fin es bueno....

Cami dijo...

Querido Comb, yo estoy contigo, opino más o menos lo mismo y de hecho creo que no solicitaré ayuda nunca.
Pero en el caso que nos ocupa en el post que colgue en Tridesafio, como no era yo el que pedía, me parecía bien "publicitar" esa acción solidaria sobre el esfuerzo de un amigo, pero entendiendo que esa ayuda debe ser siempre anónima, para que nadie pueda darte las gracias...
Una cosa es pedir y otra dar y más si se hace anonimamente.

Peregrino dijo...

Queridos amigos, gracias por vuestros comentarios y por vuestros silencios. Como anticipaba en el post, a pesar de los pudores, en mi caso vencen las ganas de ayudar a levantar fondos, aunque sea con la excusa tonta de correr un maratón. Así que, con vuestro permiso, pondré en marcha una campaña, y el que pueda/quiera colaborar será welcome. Sé que me perdonaréis :-)

comb dijo...

Cami, lo de tu amigo es totalmente distinto. cuando lo leí lo entendí así y yo lo hubiera también colgado en el blog... es alguien que corre por una causa y no ya que corro encuentro una causa.

Carca, lo tuyo no es de perdonar sino de alabar. Ánimo. Otra cosa es que a mí me dé corte... aunque vuelvo a decirte que a su vez una gran envidia y orgullo el saber que lo haces