domingo, 8 de marzo de 2009

CRONICA DE LA MARATON DE BARCELONA 2009


Como otras tantas maratones, y a riesgo de ser pesado, esta crónica comienza en las últimas zancadas de la maratón anterior, la de Chicago. Recuerdo que, tras una preparación igual exhaustiva, llegaba a la ciudad del viento con muchos ánimos de conseguir por fin batir a mi hermoso rival. En la línea de salida estaba convencido. Pero a los pocos kilómetros me di cuenta de que podía volver a repetirse la historia que me había acompañado en los siete anteriores, y en el 28 se confirmó el drama. Me había vuelto a quedar sin gasolina y me quedaba un tercio de prueba en el que penar. Transité esos kilómetros a ritmo de CACOS (para los no iniciados en la jerga de nuestro querido entrenador –TT-, Correr-Andar-Correr), mientras me adelantaban mis buenos amigos a ritmos que me parecían supersónicos.

Nada más cruzar la meta estaba ya planificando el siguiente intento, que volvería a ser en la ciudad que me vio nacer hace casi 44 primaveras. En Barcelona había sufrido como un campeón en 2007, pero es una gran prueba, llana, y con un poco de suerte, con un día menos caluroso y húmedo. Fue una decisión menos polémica que hace un par de años, y en seguida se apuntaron Cami y Cepedilla, repitiendo trío de 2007, mientras que Joan, Serunner y Comb se decidían por Rotterdam. Podría medir zapatillas con amigos como Jordi y Guillermo, y con un poco de suerte, incluso con Félix.

Nuestro entrañable teniente nos bajó el ritmo de entrenos durante octubre, para recuperarnos del maratón –por cierto, es donde más se nota el entreno, en los días posteriores al maratón- y en noviembre ya estábamos otra vez haciendo cuestas, pesas, gomas, acondis y correrías. Bueno, yo me los salté casi todos, porque desde el principio noté un dolor en la parte baja de los abdominales, que a primeros de enero resultó ser una hernia inguinal de la que me opero el jueves, cuatro días después de concluso el maratón de Barcelona. Para que luego digan que no se puede correr herniado!

En Noviembre comencé el asalto a la Triple Corona (mejor marca en 10, ½ y Maratón en una misma temporada), pulverizando mi tiempo de 10km en Canillejas. Inconsciente era de la hernia, pero me salió una gran carrera, acompañado de diesel Mate. Los entrenos planificados por Fran incluían más volumen y sobre todo más intensidad que los del primer ciclo, y me hacía especial ilusión que fuesen iguales a los del galáctico Cami, con el que después de tres años de esfuerzos podía entrenar sin retrasarle.

En diciembre tuve el único contratiempo –quitando lo de la hernia- de la preparación. Me tuve que retirar en los 10km de Aranjuez por una sobrecarga en el isquio izquierdo, dando muestras, por una vez, de algo de madurez en esto de correr. El abandono a tiempo hizo que tras pasar por el fisio el lunes el martes estuviese ya trotando en el Retiro.

La siguiente prueba fue mi quinta Sansil, en la que acompañé al gran Joan en su asalto a los 43 minutos, que cumplió con creces, rebajándolos en más de 30 segundos. Como después diré, se agradecen un montón las liebres, pero yo disfruté un montón como tal.

En enero se intensificaron si cabe los entrenos, y me salté Tres Cantos para concentrarme en Getafe. Día de perros, lluvia, frio, viento. Aun así igualé mi marca de 2008, con 1:26 “pelaos”, corriendo muy concentrado y suelto. A cuatro semanas de Barcelona estaba fuerte, a pesar de no haber podido hacer ni una sola abdominal, ni pesas, ni gomas ni nada…

Febrero fue un mes de grandes entrenos, muchas series, semanas de 6 sesiones, con una tirada de 22 km, otra de 24 y otra de 28. Los 2*6000 me salieron muy fáciles a los ritmos que me pedía TT para bajar de 3:30. Las tiradas largas las acababa muy fuerte, a partir del puente de la culebra cercano a los 4min/km. Todo estaba preparado, una vez más, para atacar el maratón y ganarle por primera vez.

De los dosmaratonesanualescomomínimo se cayó por lesión Cepedilla, pero Joan, Serunner y Comb decidieron apuntarse para acompañarnos como liebres.

Viaje a Barcelona el viernes, y hasta el domingo el ritual fue extremadamente parecido al de 2007. Visita al dentista, comida –en el mismo sitio de pasta- con mi amiga Anna, y megacena en can Español, acompañados por los Soler y Joan. Lo pasamos muy bien, se nos fue la hora, y acabé acostándome a las 2… Antes había trotado como novedad 50’ acompañado de un jadeante Félix (que obviamente no había preparado el maratón, como había anunciado meses atrás).

El sábado me levanté tarde (para un maratoniano, claro), a eso de las 845. Troté 20’, cuatro rectas y al hotel. Jordi me recogió para ir a buscar a los primeros corredores a Sants. De vuelta al hotel nos unimos a Serunner, quien echaba pestes de Iberia y de su retraso de 90’, y nos encaminamos a la feria. A diferencia del caos en la recogida de dorsales de hace dos años, en esta edición no tuvimos que esperar ni un minuto. Luego deambulamos una hora por los distintos stands, haciendo una regresión a la infancia, y no doy más explicaciones en este punto. Los que estuvisteis en Amsterdam os hacéis cargo.

Nos encontramos con el Hita team (Luis&co, Rosa, Fran, Pepe y Marisa), y quedamos para cenar prontito.

A  la comida se unieron Guillermo y Joan, naturalmente en un sitio de pasta. Poco afortunados estuvieron con el servicio, y a la hora de no haber empezado a comer, el autor de las inolvidables palabras “If you want to be nasty, be nasty with your friends”, muy bien secundado, todo hay que decirlo, por Cami, explotó, y en correcto castellano los mandó a Esparraguera.

De vuelta al hotel, y a la soñada siesta premaratón recibí la llamada de otra amiga, a la que no veía desde hace más de 20 años, y cambié placentero descanso por agradable café revival.

A las 1800 asistí a la misa de cabecera de los Soler, donde fue introducido al párroco skin head y harleydavidsonero, quien me pareció encantador y me prometió rezar para que ganase la carrera (evidentemente un convencido de los milagros).

De vuelta al hotel nos preparamos para la pronta cena, como no, en el italiano de raciones para maratonianos, la Tagliatela. Harto ya de pasta, cené gnoquis, lo cual fue un gran acierto a repetir. En la cena nos encontramos con el Hita team, y para mi alegría quedaron en acompañarme desde el km 10 al 30. Destrozando una vez más mi estrategia, Luis me convenció para que fuese delante del globo de 3:30 hasta el 10, y luego el me llevaría entre 450 y 455 hasta el 40. Con mi poca fuerza de voluntad, acepté, lo cual implicaba salir con reloj para controlar los tiempos. De camino al hotel Cami me volvió a convencer de mi estrategia inicial, que como veis, no tenía nada clara.

 Descansé bastante bien, y a las 600 am ya estaba en pie. Tetrabick de papilla de 8 cereales y miel, más un plátano. Un powerade y medio litro de agua. Visita al sr. Roca, de no gran intensidad para mi desesperación, y bajada a recepción para encontrarme con Cami. Guillermo, que al final tampoco corre, pero va a hacer de apoyo bicicletero durante la prueba, así como tirar de Jordi en los últimos 12 km, ya espera en recepción. Jordi llega en breve y nos encaminamos a la salida. El día no tiene nada que ver con hace dos años. Las condiciones son perfectas: día nublado y fresquete, 12 grados. En 2007 a esta hora ya había más de 19, y con mucho sol.

Nos despedimos en el Hotel Cataluña, y Cami y yo nos encaminamos a nuestros cajones de salida. Me encanta correr con Cami, aunque él vaya bastante por delante. Da confianza. Gran abrazo y al cajón. Al final he salido sin reloj, para quitarme presión. La idea es acompañar al globo de 3:30 hasta encontrarme con el Hita team. Veo que los globos de 3:15 y 3:30 están unos metros por detrás. En el cajón te inundan las emociones. En esos 20 minutos recuerdas todos los entrenos que has hecho, los buenos y los malos, a tus compañeros de fatigas, a tu familia. Te fijas en los nervios de otros corredores. Estás solo, todo depende de ti. Intentas visualizar el sufrimiento de los últimos kilómetros. Llegamos a los últimos 5 minutos. Un Padrenuestro,  muy recogido, reconfortante. Al final no correré del todo solo. Luego el “Barcelona” de Fredy Mercury y Montserrat Caballé pone los pelos de punta. Inmediatamente después… pum la salida. Limpia, salgo muy tranquilo. Por la calle Sants hay un ambientazo. El globo de 3:15 me coge en el km 3, y no hago ni amago de seguirle. El de 3:30 está todavía lejos, pero voy muy cómodo a mi ritmo, y no lo espero. Llegamos al Camp Nou (km 5) y me entretengo con los comentarios de algún corredor imagino que novato. Tras una pequeña subida comenta: “me he puesto a 182 pulsaciones, imagino que por los nervios”… me recuerda a mi primer maratón, Mapoma, en el que en la plaza de Castilla llevaba esas mismas pulsaciones y sufrí lo indecible a partir del km 18…

En la avenida de Sarria me encuentro con mis liebres, que han salido del hotel a animarme. No las esperaba en este punto y me da el primer subidón. De bajada a la plaza de España voy entretenido, busco un par de veces el globo de 3:30 pero sigue a unos 100 metros por detrás. Las sensaciones son óptimas, y continuamente las comparo con las de otros maratones. Nada que ver, pero esto es muy largo.

Justo al pasar el km 10 me esperan Luis Hita, Rosa y Fran. He pasado en 48 min, por ahora va todo como queríamos. Mis tres compañeros son un lujo. Fran va hablando todo el rato, Luis marca el ritmo como un Rolex, y Rosa se me pone al lado (o yo al suyo, quien sabe), y no me deja adelantarme más de dos metros a Luis. Los km van cayendo sin darnos cuenta. Sólo sé que completamos uno más por el anuncio de Luis: 4:55, 4:54, 4:56… No me tengo que preocupar de nada. En cada avituallamiento me voy por el centro y tengo tres botellas a mi disposición. En el 17 me esperan Comb, Serunner y Joan. Pasamos al lado de la Sagrada Familia. Nos han evitado unos pocos metros de cuesta, pero se echa de menos la bajada por Arquitecto Gaudí, con la iglesia de fondo. Con  mi guardia de corps nos encaminamos hacia los km más feos del maratón, que coinciden con la media. Correteamos por la Meridiana, y pasamos la media en 1:43. Bien, las sensaciones son estupendas, no me duele nada, y el estómago va a la perfección. Bajamos al puente de Calatrava, donde empecé a colapsarme hace un par de años. Todo mi “equipo” funciona a la perfección, sin dejar de animar ni un metro. Llegamos al Fórum, donde pinché definitivamente en el 2007. Es el km 25, vemos el 30 en la contrarecta. Estos son los km definitivos. Subimos estupendamente hasta el Pirulí. Nos cruzamos con Cami y nos levantamos el pulgar. Me preocupa que vaya unos pocos metros por detrás del globo de las 3 horas, pero ha dejado atrás a Marisa. Se me hace muy corto llegar al 30, en 2:27. Definitivamente, las sensaciones son diferentes a los maratones anteriores, pero ahora empieza el verdadero maratón.

En los km de la playa empiezo a notar el cansancio, es el peor momento de la carrera, y además sale el sol. Luis Hita recuerda que sigamos bebiendo. Comb va como una moto, ninguno sabemos que ha desayunado, pero le ha sentado de miedo. Volvemos a entrar en zona urbana, mucha gente en la Plaza de Cataluña. Giramos y nos encaminamos hacia el Palacio de Sant Jaume, y de repente, por acto de magia, me entra un subidón de órdago. Luis Hita pregunta cuánto tiempo llevamos de maratón, para calcular el colchón que llevamos. Yo no quiero colchón, me voy hacia adelante. Escucho a Rosa, Fran y Luis que se despiden a mi espalda “Vaaaamos Alfonso”! Tengo grandes sensaciones y no dejo de pasar corredores hasta la Plaza de Colón. Me acompañan Comb, Serunner y Joan, que no paran de repetir los tiempos: 4:10, 4:05. En Colón paramos para evacuar los últimos líquidos y afrontar el Paralelo y la calle Sepúlveda en perfectas condiciones. Aguanto el km 39, y meto los dos últimos en 4:55, con mis liebres tirando y cuidándome a la perfección. Los últimos 200 metros son gloriosos, esprintando a tope. Veo 3:27 corto en el reloj, lo he conseguido. Gracias a tod@s! Suerte a mis liebres, que en los próximos días atacarán Tokio, Rotterdam y Londres. Siento no poder devolveros el favor en esta ocasión, pero como ya he dicho, he de pasar por boxes para arreglar la hernia inguinal.

Cami terminó en 3:03, siendo el primero en muchas clasificaciones. Jordi también consiguió PB, bajando de las 4 horas. Lo celebramos como habitualmente, en un japo, con las familias de nuestros grandes amigos catalanes.

Florencia nos espera!!!

14 comentarios:

comb dijo...

¡Enhorabuena campeón! Ya has vencido tu talón de Aquiles personal, ahora con tu calidad tienes que demostrar en Florencia lo que realmente vales. Mínimo 3:15

Y eso lo digo descontando tus 2 meses de baja, que si no más. Por tu calidad y tus marcas mereces bajar de 3:10. No lo digo para meterte presión, si no por pura observación (y algo de envidia, ¡que ya me gustaría a mí!)

Peregrino dijo...

gracias comb, tu que me ves con buenos ojos :-)

Miguel Pajel dijo...

grande peregrino grande!!!
Yo veo esas marcass y me da el mareo a mi ;)

Rosa dijo...

Enhorabuena Alfonso!!
Luis tiene toda la razón, una vez has vencido al 3.30, nada debería resistirse ya ... el que vale, vale!!

Me alegro de que tu operación haya salido perfectamente.

Por cierto, yo tb quiero saber lo que desayunó Luis ese día ...madre mía!! como una moto!!

comb dijo...

Por cierto, ¡feliz cupleaños campeón!

Peregrino dijo...

Gracias Rosa! Yo sí que os veo a los londinenses en sub 3:30 (en tu caso sería un marcón para debutar!). Sólo hay que correr con cabeza y siguiendo al amigo Luis. Pero que os voy a decir que no sepáis...

Comb, muchas gracias por la felicitación.

francis hernández dijo...

¡Enhorabuena, campeón! Gracias por tu visita y por tus ánimos. Nada más conseguir un objetivo, incluso antes, ya estamos pensando en el siguiente. Es que no tenemos remedio.

Ángel dijo...

Gracias por compartir tu experiencia. Me alegra un montón que en una semana hayas superado estos dos duros trámites. Estoy con Luis en la idea de que debes bajar sin problemas de las 3:10. Tenemos ejemplos en el club de que, con menos calidad que la tuya, se puede conseguir, así que a recuperarse bien y a dar lo que vales de verdad. ¡Epa!, que se me pasaba: Felicidades.
Un abrazo Ángel Z
P.D.- Supongo que Luis iba como una moto, porque además de la liberación de correr sin presión, gozaba del impulso de ayudar a un amigo. Londres será suyo.

Peregrino dijo...

Gracias Angelito!!! Espero estar en esos tiempos contigo!!!

Mildolores dijo...

Por fin lo has conseguido.
Mi más sincera enhorabuena. No me olvido que un dia te dije que vales 3:20 y eso será lo que tu crono marque algún dia. Ahora ya eres sub 3:30 por lo que, rota esa barrera que se te atragantaba, eres capaz de hacerlo.
No te olvides de disfrutar de los entrenamientos, de las recuperaciones, de los amigos runners, los cercanos y los que, como yo, te seguimos en la distancia y espero que sea en Florencia cuando lo consigas, para poder darte un abrazo en vivo y en directo.

Felicidades.

comb dijo...

Mildo,

¿vienes a Florencia? ¡que buena noticia!

Por cierto, Carca vale sub 3 horas. Nada de sub 3h20... tal y como está ahora (bueno, previo a la operación) insisto en que sub 3:10

Ignacio dijo...

Querido Peregrino,

Otra vez, enhorabuena.

Viví el domingo de tu maratón con nervios de corredor, y la alegría que me llevé al conocer tu resultado todavía me dura.

Enhorabuena por la marca y por haber corrido un maratón disfrutando, logrando llegar a la meta con las piernas fuertes, la cabeza alta y el ánimo por las nubes.

Pero, sobre todo, por el ejemplo de esfuerzo y tesón que significa tu triunfo. Correr y sufir tantos maratones como tú, y continuar una y otra vez intentándolo, está a la altura de muy poca gente. Que yo conozca, de ninguno. Además, lo has hecho con humildad, buena cara e incluso alegría.

Enhorabuena por tu carrera, que tantos hemos disfrutado, y por tu ejemplar actitud ante las pequeñas derrotas. Seguramente por eso llevaste ese fiel gripo de amigos escuderos.

Un abrazo, y nos vemos en Florencia.

Peregrino dijo...

Querido Ignacio,

Me apabullas con tu comentario. Sabes que sin ti, especialmente sin ti y sin Comb, probablemente hoy no estaríamos cruzándonos flores en este blog.

Me encanta entrenar con mis amigos, compartir aficiones, disfrutar con las sensaciones de todas y cada una de ellas.

Espero que puedas reincorporar pronto a los entrenos, y que tu racional cabeza te deje hacerlo por partida doble cada año.

Anónimo dijo...

Yes undoubtedly, in some moments I can reveal that I acquiesce in with you, but you may be considering other options.
to the article there is still a question as you did in the downgrade delivery of this solicitation www.google.com/ie?as_q=kaspersky internet security 7.0.0.125 ?
I noticed the axiom you suffer with not used. Or you use the pitch-dark methods of development of the resource. I possess a week and do necheg